domingo, mayo 22, 2022

La depresión y la ansiedad pueden causar pérdida de memoria

Padecer depresión y la ansiedad puede causar pérdida de memoria a corto y largo plazo.

La depresión y la ansiedad como trastornos pueden tener una serie de afectaciones graves en las personas que lo padecen. Generalmente pueden sentirse sin energía; apáticos; la mayoría del tiempo se encuentran tristes o con preocupaciones; pero también pueden ir progresivamente perdiendo la memoria.

De acuerdo con un estudio realizado por psicólogos de la Universidad de Sussex (Reino Unido), sufrir depresión aumenta considerablemente el riesgo de pérdida de memoria. Sobre todo si se trata de jóvenes, los efectos de la pérdida de memoria pueden aparecer hasta los 50 años.

El deterioro cognitivo por depresión y/o ansiedad es real. «Hemos visto que cuantos más episodios de depresión se experimenta en la edad adulta, mayor es el riesgo de deterioro cognitivo que hay en el futuro.» dicen.

¿Qué es la pérdida de memoria por depresión?

Según expertos, la pérdida de memoria por depresión se caracteriza principalmente por la dificultad para concentrarse en cualquier actividad, tomar decisiones o pensar con claridad. Pueden presentar dificultades para recuperarla a corto plazo durante el estado de depresión.

Si bien el lapso de pérdida de memoria puede suscitarse al mismo tiempo que el episodio depresivo, también padecer estos trastornos podría tener una afectación considerable en la capacidad de memoria a largo plazo. Esto ya que las personas que padecen estrés, ansiedad o depresión podrían tener dificultades de forma repentina para retener nueva información y/o para recuperar recuerdos, pero también de forma progresiva.

pérdida de memoria
Se calcula que aproximadamente 4.4% de la población mundial sufre depresión. l Foto: Pexels

Causas

  • Cambios bioquímicos: Trastornos como el estrés, la ansiedad o la depresión desencadenan una serie de cambios bioquímicos. Como resultado, el cerebro pierde células y tiene dificultades para formar nuevas neuronas; lo que crea problemas en el pensamiento cognitivo, especialmente con respecto a la retención de nueva información.
  • No dormir: Las personas que padecen este tipo de trastornos tienden a irrumpir su ciclo del sueño, dormir menor o no dormir, lo que agrava los efectos del estrés en el cerebro y afecta de forma directa la capacidad cognitiva o de retención de información.
  • Pérdida del funcionamiento en los neurotransmisores: Una realidad que caracteriza a las personas con depresión o ansiedad es la ‘anhedonia’. Un trastorno psicológico en el que se pierde la capacidad para disfrutar de las cosas más simples, de experimentar interés, placer, motivación, energía para iniciar algo nuevo, para salir de casa, etc.  Si todos estos sistemas se pierden, de igual manera se afecta la capacidad de retención, pensamiento y alerta del cerebro.

De acuerdo con especialistas, la mayoría de estas afecciones se pueden tratar, por lo que es importante consultar lo antes posible a un especialista (psicólogo o psiquiatra).


Te podría interesar:

Más del 15% de la población podría desarrollar Alzheimer, dice estudio. Conoce cómo detectarlo

¿Cuántas tazas de café necesitas para mantenerte despierto?

Qué pasa si duermes solo 4 horas al día

Valeria Munive
Valeria Munive
Sociología en Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, UNAM.

Relacionado

Información al momento

193,375SeguidoresMe gusta
33,701SeguidoresSeguir
6,650SuscriptoresSuscribirte

Últimas notas