lunes, julio 4, 2022

Cómo detectar abuso sexual infantil y dónde denunciarlo

El abuso sexual infantil lamentablemente es una situación recurrente en México, por lo que es necesario estar alertas para detectarlo y denunciar.

En el país, según el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), cada día hay más de 1640 denuncias de delitos de violencia sexual. Dentro de éstas, en más del 60% de los casos los agresores son familiares o personas conocidas por la víctima.

¿Qué es el abuso sexual infantil?

El abuso sexual infantil o adolescente es todo contacto y/o actividad sexual entre un(a) niño(a) o adolescente y una persona que ejerce una posición de poder sobre él o ella, sin su consentimiento. Puede hacerlo a través de amenazas, violencia física, psicológica u obteniendo su «consentimiento»* por medio de engaños; para estimularse sexualmente o estimular a otras personas.

*El niño, niña y adolescente no comprende la gravedad del hecho por su inmadurez psicosexual y/o no está en condición de aceptar o negarse libremente.

En un abuso sexual puede existir o no contacto físico, incitación verbal, manoseos o peticiones sexuales, exhibición de genitales, mostrar películas, imágenes pornográficas o de violencia sexual, sexo oral, penetración anal, genital u oral con cualquier objeto o parte del cuerpo. (IMSS 2016).

Abuso sexual infantil
De acuerdo con la UNICEF, cada año 4,5 millones de niños a nivel mundial son víctimas de abuso sexual. l Foto: Mcconathylaw

¿Cómo detectar abuso sexual en los niños?

Si observa alguno de estos comportamientos o sospecha que un niño o niña ha cambiado de forma inexplicable su forma de actuar, sentir, pensar, le duele algo de forma «extraña», entre otras, es posible que haya sufrido abuso sexual:

Los comportamientos más comunes entre víctimas de abuso sexual infantil:
  • Miedos o fobias.
  • Pesadillas recurrentes o sueño inquieto.
  • Ansiedad o depresión.
  • Rechazo del contacto afectivo que antes era aceptado.
  • Miedo a determinada persona o intensa aversión a cierto lugar.
  • Manifestaciones de afectos o conocimientos sexuales inapropiados para su edad.
  • Miedo a que los bañen o vean desnudos.
  • Negarse a hablar sobre un secreto que comparte con un adulto o un niño mayor.
  • Escribe, dibuja, juega o sueña con imágenes sexuales o aterradoras.
  • Habla sobre un nuevo amigo mayor, entre otros.

 

El Instituto Mexicano del Seguro Social, para detectar el abuso sexual infantil, creó una tabulación de acuerdo al grado de afectaciones físicas que podrían tener las víctimas y las clasificó de la siguiente manera:

Es posible que el infante haya sufrido abuso sexual si presenta:
  • Laceración genital (heridas).
  • Moretones en el área genital.
  • Dolor o molestia en el pene, la vulva, vagina y/o ano.
  • Molestia al orinar.
  • Orificio vaginal o anal agrandado.
  • Retención de heces o heces verdosas.
  • Laceración bucal.
El infante sufrió abuso sexual si presenta:
  • Hemorragia rectal.
  • Descarga de fluidos extraños por la vagina.
  • Hemorragia vaginal en niñas pre pubertas.
  • Esfínter anal laxo o infamado, cicatrices
    o fisuras anales.
  • Infecciones urinarias recurrentes.
  • Infecciones de transmisión sexual.
  • Embarazo.
Abuso sexual infantil
Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), México es el primer lugar mundial en abuso sexual infantil l Foto: WRadio

¿Cómo impacta el abuso sexual en las víctimas?

Los niños o niñas víctimas de abuso sexual pueden presentar las siguientes afectaciones emocionales y físicas. Mismas que si no son tratadas con la debida ayuda o atención, pueden afectar de por vida.

Afectaciones emocionales:
  • Depresión, ansiedad o intentos de suicidio.
  • Dificultad para relacionarse o poner límites.
  • Problemas sexuales futuros.
  • Menor autoestima u odio hacia el propio cuerpo.
  • Sentimiento de culpa.
  • Miedo a la intimidad.
  • Puede convertirse en agresor/a sexual.
Afectaciones físicas:
  • Lesiones en genitales, ano, boca, cara.
  • Infecciones de transmisión sexual vitalicias.
  • Embarazo.

Dónde denunciar abuso sexual infantil

Si sospechas u observas alguna señal de posible abuso sexual, es importante llamar a los servicios de protección infantil o a la policía y acudir a revisión médica profesional y especializada.

La Fiscalía General de la República comparte las siguientes medidas de acción si es que un infante sufrió abuso sexual reciente:

  1. Denuncia inmediatamente ante el Ministerio Público.
  2. Lleva al infante a revisión médica urgente.
  3. Evita que se bañe, cambie de ropa, limpie las heridas o cualquier rastro del abuso. Esto puede servir para detectar al agresor.

Cualquier señal de advertencia, o incluso varias, puede significar  que un niño ha sido abusado sexualmente. Si observa señales de advertencia de comportamiento, mantenga la calma, recopile más información, escuche con atención y decida si necesita ayuda.

Debes acudir a la agencia del ministerio público más cercana a donde ocurrió el delito o a la agencia especializada en delitos sexuales (si existe una en tu estado).

 

Aquí puedes denunciar delitos sexuales en infantes en la CDMX:

 SEDES Fiscalía Central de Investigación para Delitos Sexuales:
  • Gral. Gabriel Hernández No. 56. 1° Piso. Colonia Doctores 6720 Cuauhtémoc. Teléfonos: 5346-8110 /5346-8480 /5200-9000
  • FDS 1. Amberes N° 54 Col. Juárez, Zona Rosa. Delegación Cuauhtémoc. Teléfono: 5345-5399
  • FDS 2. Av. México y Av. Toluca Col. Progreso. Delegación Álvaro Obregón. Teléfono: 5200-9568
  • FDS 3. Francisco del Paso y Troncoso, Esq. Fray Servando. Col. Balbuena, Delegación Venustiano Carranza Teléfono: 5345-5832
  • FDS 4. Av. 100 metros s/n, Col. Vallejo. Delegación Gustavo A. Madero. Teléfono: 5719-6341
  • FDS 5. Telecomunicaciones y calle 3. Col. Tepalcates. Delegación Iztapalapa. Teléfono: 5345-5657

La denuncia puede presentarla el niño, niña o adolescente en compañía de una persona adulta, o por escrito, en este caso deberá presentarse a ratificar ante la Fiscalía para Delitos Sexuales o la Fiscalía de la Defensa del Menor junto con una persona adulta. Esto con previa asesoría legal.

Al momento de la denuncia, un/a médico legista realizará un examen y tomará muestras de los genitales, durante las cuales la víctima debe de estar acompañada por una persona adulta.

 

Cómo evitar abuso sexual infantil

  • La educación afectiva y sexual en un entorno familiar y de respeto, es fundamental. Así se podrán identificar situaciones abusivas y comunicarlas rápido.
  • Enseña que tiene derecho a la privacidad de su cuerpo, que nadie puede tocarle, mirarle, grabarle o fotografiarle si no quiere.
  • Que tiene derecho a decir “No” si se siente incómodo/a en determinada situación.
  • Habla con ellos/as, sin alarmarles, de la existencia de la violencia sexual, y de que puede ser cometida por personas extrañas o conocidas de la familia.
  • Explica la diferencia entre una expresión de cariño y un manoseo sexual.
  • Transmite confianza para que puedan contarte lo que les suceda.

 


Te podría interesar:

¿Qué hacer si publican tus fotos íntimas? y ¿Cómo protege la Ley Olimpia a hombres y mujeres?

Ojo si tu hijo contesta el teléfono. Ahora extorsionan a niños

Valeria Munive
Valeria Munive
Sociología en Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, UNAM.

Relacionado

Información al momento

193,375SeguidoresMe gusta
23,700SeguidoresSeguir
7,610SuscriptoresSuscribirte

Últimas notas