domingo, mayo 22, 2022

¿Puedo pagar mi tarjeta de crédito con otra tarjeta de crédito?

Una tarjeta de crédito es un producto que una institución financiera te otorga, sin embargo, es importante hacer un buen uso de esta porque de lo contrario podría crearte muchas deudas y un mal historial crediticio.

Este producto financiero no es una extensión de tu salario, sino, como su nombre lo dice, un crédito ofrecido por el banco para tu uso personal o empresarial, el cual deberás pagar con regularidad en tiempo y forma para mantener un buen historial crediticio.

¿Puedo pagar una tarjeta de crédito con otra?

Muchas personas tienen más de una tarjeta de crédito y una de las dudas más comunes es si pueden realizar sus pagos regulares con otra tarjeta del mismo tipo.

La respuesta a esta pregunta es que no ya que las instituciones financieras no aceptan un producto financiero de este tipo como un método de pago. Las formas de pago más comunes son por medio de cuentas corrientes, con efectivo, con cheques, en cajero automático, cuentas de ahorro e incluso por teléfono.

Pero, si realmente tu deseo es pagar una tarjeta con este método, existe una manera: si eres propietario de una tarjeta de crédito de alto interés podrías hacer una transferencia de saldo. Esto te permite transferir tu deuda de un banco a otro que tenga una tasa de interés menor. De esta manera podrás reducir de manera significativa el monto que pagas por concepto de interés o por financiamiento.

Sin embargo, antes de intentar esto es importante que tomes en cuenta que existen tarjeta especificas para estos movimientos y se llaman Tarjetas de transferencia de saldo.

crédito
La CONDUSEF recomienda que cubras puntualmente tus pagos. Cada vez que dejas de pagar a tiempo aumenta tu deuda y puede repercutir en un registro negativo de tu historial crediticio. Foto ilustrativa. Pexels.

Hacer la transferencia de saldo únicamente tiene sentido si estás transfiriendo la deuda a una tarjeta que tiene tasa de introducción promocional o una tasa de interés muy baja; por lo tanto, si solicitas una tarjeta de este tipo podrías llegar a tener una tasa de interés tan baja que podría ser el 0%, de esta manera si pagas tu saldo pendiente dentro del periodo promocional podrías ahorrar dinero y tiempo, puesto que ya no pagarías intereses y los plazos serían menos.

Aunque todo parece ideal toma en cuenta que la mayoría de este tipo de tarjetas cobra una comisión por transferencia de hasta el 5%.

Antes de realizar este movimiento piénsalo bien ya que solicitar una tarjeta de transferencia de saldo no te da la garantía de obtener un crédito lo suficientemente alto para transferir todo tu saldo, y este límite es determinado basado en tus ingresos, historial de pagos, utilización de crédito, costos de vivienda y gastos mensuales, es decir, que si no te tienes un buen historial crediticio el banco podría negarse a entregarte este producto.

Aunque pagar una tarjeta de crédito con otra resulta ser una idea atractiva no es tan simple como parece puesto que, aunque la transferencia de saldo es una opción, los plazos para pagar la deuda son menores y por lo tanto deberás desembolsar más dinero en menos tiempo.

Expertos financieros recomiendan no usar tarjetas de crédito para nada que no puedas pagar con tus ingresos regulares, ya que, aunque es un producto financiero útil no es dinero extra.

¿Qué pasa si no puedo realizar el pago mínimo de mi tarjeta de crédito?

Al tener este producto financiero se generan gastos mensuales, algunas tarjetas tienen como condición su uso de al menos una vez al mes y un monto mínimo; estos gastos se van acumulando y en tu fecha de corte se suman para darte tu saldo pendiente a pagar. En este caso tienes dos opciones, pagar el monto total de tu saldo o hacer el pago mínimo que siempre genera intereses (los cuales dependen de la institución bancaria).

Si tienes muchos gastos pendientes y no puedes cubrir el de pago mínimo de tu tarjeta, transferir tu deuda no es lo mejor, puesto que las deudas siguen ahí; por esta razón la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF) recomienda que busques a tu institución financiera para recibir orientación.

tarjeta de crédito
La CONDUSEF recomienda aprovecharla para facilitar tus pagos, cubrir urgencias o sucesos inesperados. Foto ilustrativa. Pexels.

Asimismo, recomienda que no solicites más prestamos de los que puedas pagar y que no te acerques a lugares de crédito exprés que tienen ofertas muy atractivas y suelen ser fraudes.

Consulta con tu banco para que puedas reestructurar tu deuda y podrían ofrecerte opciones para extender el plazo de pago, consolidar tus deudas o ayudarte a crear un plan de pagos fijos (sin intereses).

De igual manera, para tener una buena salud financiera podrás informarte sobre las comisiones que cobran por el uso de tarjetas de crédito ya sea por anualidad, gastos de cobranza, CAT o disposición de efectivo, la CONDUSEF en “Conoce las comisiones de la Tarjeta de Crédito Clásicas” encontrarás información valiosa y recomendaciones para hacer buen uso de tu crédito y no te endeudes de más.

Si necesitas ayuda con posibles abusos financieros puedes ponerte en contacto con la CONDUSEF al teléfono (55) 5340 0999 o al correo electrónico [email protected].

Te puede interesar…

¿Qué pasa si no pago mis deudas?, aquí te lo decimos paso a paso

¿Cómo evitar que el SAT se meta con tus depósitos en efectivo?

Ingrid Noya
Ingrid Noya
Administración y Finanzas en ITESM.

Relacionado

Información al momento

193,375SeguidoresMe gusta
33,701SeguidoresSeguir
6,650SuscriptoresSuscribirte

Últimas notas