jueves, enero 20, 2022

Tres años después, los huachicoleros nunca se fueron

Durante la madrugada de este 1 de diciembre hubo una explosión con coches bomba cerca del penal de Tula, relacionado con el tema del huachicol.

Horas después se dio a conocer que fue para liberar a José Artemio “N”,  “El Michoacano”, líder huachicolero del Cártel Pueblos Unidos y a ocho reos más que estaban presos en este centro.

“El Michoacano” fue detenido apenas el 26 de noviembre por elementos de las Unidades Especializadas en Combate al Secuestro y la Policía Ministerial Federal de Texcoco, Estado de México.

Los elementos de seguridad lo identificaron como responsable de delitos como secuestro y homicidio.

Luego de la detención fue trasladado al penal de Tula, Hidalgo, donde precisamente este miércoles tenía su primera audiencia y escapó antes de participar en ella.

“El Michoacano” también está involucrado con grupos delincuenciales como Los Emes y Los Hades que han hecho de Hidalgo uno de sus principales centros de operación.

Las autoridades de seguridad revelaron que la explosión de los coches bomba fue usada como distractor para rescatar a varios integrantes del grupo criminal.

El sexenio del huachicol

A pesar de que el gobierno de México aseguró que durante esta administración combatiría el huachicol, este delito sigue vigente en el país.

El mismo sexenio inició con una exposición en Tlahuelilpan, Hidalgo, en enero del 2019 que tuvo como consecuencia 127 muertos.

Este fue el momento de la explosión del coche bomba | Foto: Twitter @fernand17704066
Este fue el momento de la explosión del coche bomba | Foto: Twitter @fernand17704066

La razón fue que de una toma clandestina, los pobladores del lugar llegaron para llenar bidones y cubetas con gasolina.

En consecuencia, se generó la explosión que dejó más de cien personas muertas y una gran cantidad de heridos.

Desde ese momento, el gobierno decidió que la Guardia Nacional realizaría operaciones para acabar con los grupos huachicoleros.

Estos se dedican a la perforación de ductos para obtener combustible de forma ilegal debido al alza en los precios de la gasolina.

Municipios como Tula, Cuautepec, Tezontepec, entre otros son los principales involucrados en la ruta del huachicol.

Los estados más afectados por este delito son Hidalgo, Puebla y Guanajuato; donde operan grupos delictivos.

Lo ocurrido esta mañana en el penal de Tula ha demostrado que continúa la presencia de los líderes huachicoleros en el país a pesar del llamado del presidente Andrés Manuel López Obrador a no hacerlo.

Y también pese al despliegue de elementos de la Guardia Nacional y del ejército para cuidar las tomas clandestinas que Petróleos Mexicanos (Pemex) detectó que es de donde se hacen “hoyos” o “picaduras” para continuar con el robo de combustible.

 

 

Te puede interesar:

De desempleados a empresarios. El despegue de los hijos de AMLO

MCCI: Sedena cobró 122 millones por armas que nunca entregaron

Relacionado

Información al momento

141,800FansMe gusta
9,367SeguidoresSeguir
4,530SuscriptoresSuscribirte

Últimas notas