lunes, enero 24, 2022

La belleza natural que sería Santa Lucía sin aeropuerto

Durante el fin de semana, durante su recorrido hacia el aeropuerto, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció una consulta ciudadana para que el Lago de Texcoco sea declarado como un área natural protegida.

Si se aprueba, el decreto sería publicado el 24 de febrero de 2022. La participación sería de ejidatarios de los cinco municipios de Texcoco.

Esta zona tiene 14 mil hectáreas que se habían destinado para la construcción del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México.

López Obrador publicó un video en sus redes sociales donde dijo que está supervisando el proyecto de rescate del Lago de Texcoco para conservar la flora y fauna y, en especial, a las aves migratorias.

Sin embargo, el área de Santa Lucía donde se está construyendo el nuevo aeropuerto también tiene flora y fauna que se ha dejado de lado en el proyecto de construcción.

A pesar de que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) calificó como “viable” el proyecto del aeropuerto de Santa Lucía también aseguró que implicará la tala de más de 6 mil árboles, entre ellos cedros que tienen una categoría de protección especial.

En 2019 se pretendía emitir un documento con 16 condicionantes para destacar las estrategias de compensación ambiental.

Flora y fauna en la zona del nuevo aeropuerto

La zona incluye la Laguna de Zumpango por lo que se hablaba de un Programa de Restauración Ambiental.

Este incluía la propuesta del Programa de Monitoreo Anual de Aves pues las migraciones no solo incluyen el Lago de Texcoco sino toda la zona alrededor que comprende el nuevo Aeropuerto de Santa Lucía.

Entre las especies amenazadas que han habitado esta zona, son desde árboles en cuanto a la flora por lo que se necesita un programa de reubicación.

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) explicó en 2019 que la construcción afectaría a 29 especies de animales ya en peligro de extinción.

Algunos de ellos son el ratón arbustero, tuza de merriam, murciélago magueyero, pato de collar y pato real, que realizan migraciones anuales.

También están en riesgo la culebra sorda mexicana, lagartija cornuda de montaña y culebra de agua nómada; todos ellos anfibios amenazados.

El estudio detalla que fueron dejadas de lado las afectaciones a aves y anfibios que se quedarán sin hogar al convertirse en especies endémicas y amenazadas del lugar.

Las afectaciones no solo serán derivadas de la construcción sino también de la contaminación auditiva generada por los aviones y vehículos que llegarán a la zona como medio de transporte.

Las rutas migratorias de las aves también estarán afectadas por las líneas aéreas. Durante las labores de edificación y construcción del aeropuerto se han encontrado grandes huesos y restos de mamuts, así como trampas para atraparlos.

Los investigadores han explicado que se trataba de una zona de caza, por eso la gran cantidad de restos óseos.

Eso también explica la cantidad de fauna que aún alberga el lugar que ha sido refugio para distintos tipos y variedades de animales.

 

 

Te puede interesar:

Grupos de apoyo a AMLO eliminan la palabra «ratificación» de sus mesas de recolección de firmas

Cuando AMLO sí apoyaba a Carmen Aristegui

Relacionado

Información al momento

141,800FansMe gusta
9,518SeguidoresSeguir
4,550SuscriptoresSuscribirte

Últimas notas