viernes, diciembre 3, 2021

Cuando los combates de la Independencia llegaron al Edomex

Durante la Guerra de Independencia, el Edomex fue uno de los escenarios estratégicos tanto para la facción insurgente, comandada por Miguel Hidalgo y los realistas, dirigidos por Félix Maria Calleja.

No hay duda de que la batalla más recordada ocurrida en el territorio mexiquense fue la del Monte de las Cruces, entre los actuales municipios de Toluca y Ocoyoacac, el 30 de octubre de 1820.

Sin embargo, hay otros dos momentos cruciales en la Guerra de Independencia que por su relevancia histórica hicieron merecedoras del título de Ciudades Heroicas a las cabeceras municipales de Jocotitlán y Tenango del Valle.

Pintura sobre la Batalla del Monte de las Cruces. Foto: INAH.

La Batalla del Monte de las Cruces

Había pasado poco más de un mes desde el cura Hidalgo había convocado al levantamiento de armas. Su ejército formado por criollos e indígenas y con Ignacio Allende y Juan Aldama como sus generales, había ganado terreno en su camino de Guanajuato hacia la Ciudad de México.

El Virrey de la Nueva España, Francisco Xavier Venegas, designó al coronel Torcuato Trujillo para impedir el avance de los Insurgentes, quienes habían logrado tomar la ciudad de Toluca el 28 de septiembre de 1810.

Miguel Hidalgo y sus hombres más cercanos pasaron la noche en una residencia cercana a la Catedral de Toluca; ahí el cura meditó sobre sus próximos movimientos, ya que consideraba que no tenía todavía la fuerza suficiente para tomar la capital mexicana.

Las tropas de Trujillo se movieron rápidamente para buscar cerrarle el paso a Hidalgo y acamparon en la zona de cerros entre Cuajimalpa y Toluca para impedir algún movimiento inesperado.

Monumento conmemorativo de la Batalla del Monte de las Cruces. Foto: Gobierno del Edomex.

Entre las filas realistas de Trujillo se encontraba un joven Agustín de Iturbide, quien posteriormente sería parte del grupo que finalmente logró la Independencia de México, 10 años después.

El 30 de septiembre, ambos ejércitos chocaron en el Monte de las Cruces, cerca de Toluca. Los independentistas sumaban casi 100 mil hombres, que armados con armas obtenidas en la toma de la Alhóndiga de Granadinas, en Guanajuato, y con la buena dirección de Aldama y Allende, pudieron derrotar a los realistas tras un intenso combate.

Tras la victoria, Miguel Hidalgo y sus fuerzas avanzaron hasta Cuajimalpa, en donde no se sabe de manera concreta por qué no siguió su plan original de tomar la Ciudad de México. En cambio, decidió retirarse hacia la zona del Bajío y dividir a su ejército, lo que posteriormente permitió que Félix Maria Calleja pudiera derrotarlo en Aculco, también en el Edomex.

Batalla de Jocotitlán 

El 27 de octubre de 1810, un día antes de su estancia en Toluca, Miguel Hidalgo y su ejército llegaron a la cabecera municipal de Jocotitlán.

De hecho, fue el sacerdote de esa comunidad, don José Ignacio Muñiz y Acosta, quien le dictó la excomunión católica a Hidalgo. Esto provocó descontento entre la población que había quedado asombrada por el movimiento insurgente. 

El espíritu independentista se había sembrado entre la gente de Jocotitlán y se alzaron en pequeños movimientos armados en contra de los simpatizantes del Virreinato.

Los realistas enviaron a Juan Bautista De La Torre, uno de sus generales más crueles para apaciguar los levantamientos. Se sabe que él y el cura Muñiz pidieron apoyo al virreinato mediante un documento en el que solicitan enviar más tropas que dieran ‘un castigo ejemplar’ a los rebeldes.

Fue el 15 abril de 1811 cuando las fuerzas realistas llegaron a Jocotitilán y comenzaron una masacre en contra de los pobladores y los insurgentes que ahí se resguardaban.

Los registros señalan que los habitantes hicieron una defensa heroica de su ciudad y que no se acobardaron ante los realistas, muriendo por la causa de la libertad nacional.

Estos actos fueron reconocidos por las autoridades del Siglo XXI, otorgándole el título de Ciudad Heroica al municipio de Jocotitlán.

Placa conmemorativa de la Batalla de Jocotitlán. Foto: UAEMEX.

Batalla de Tenango del Valle

En 1811, los límites del actual municipio de Tenango del Valle fueron uno de los puntos estratégicos en el Edomex más disputados entre insurgentes y realistas.

Por varios meses, ambas facciones lucharon por obtener el control de las tierras y establecer ahí sus campamentos; pero no fue hasta que Ignacio López Rayón entró en acción que se logró dominar la zona para causa independentista.

Los habitantes de Tenango del Valle dieron su total apoyo a López Rayón para conservar la ciudad e impedir que los realistas la recuperaran. Muchos de los habitantes nativos murieron en los diversos combates que se extendieron hasta mediados de 1812.

También, se tienen crónicas de que cientos de tenanguenses fueron capturados por los realistas y masacrados junto con otros habitantes del Edomex que se unieron al movimiento de Hidalgo en el centro de Toluca.

Este hecho se conmemoró tiempo después cuando la explanada municipal de Toluca se renombró como Plaza de los Mártires, en honor a los  hombres fusilados.

Por estas acciones, también se le otorgó a Tenango del Valle el título de Ciudad Histórica.

Lee también

Ivan Cruz
Comunicación UNAM | Información de lo que sucede en el Valle de México. Las historias que vienen y van, en un formato multimedia. ¿Tienes una historia que merece ser contada? Escríbeme a [email protected]

Relacionado

Información al momento

141,800FansMe gusta
7,747SeguidoresSeguir
4,140SuscriptoresSuscribirte

Últimas notas