lunes, noviembre 29, 2021

Marcha LGBT 2021. Nada qué celebrar, asesinatos van al alza

Los derechos de la comunidad LGBT han avanzado en algunas ciudades del país como la CDMX, pero los riesgos de agresiones también han aumentado. Por ese motivo el próximo sábado 26 de junio este sector realizará una marcha nacional para exigir respeto a sus derechos.

El Observatorio Nacional de Crímenes de Odio contra Personas LGBT, conformado por organizaciones de la sociedad civil, ha identificado que en el 2020 hubo 347 por ciento más agresiones contra los integrantes de esta comunidad, respecto al 2014, año en el que empezó a funcionar el observatorio.

En total, durante el 2020 el observatorio nacional registró 78 casos de desaparición y asesinato, mientras en 2014 apenas se habían registrado 16 casos. Las asociaciones civiles hacen este conteo a partir de notas informativas.

El acceso a la justicia en los crímenes contra la comunidad LGBT es uno de los temas pendientes para el país, empezando por su registro. Según la Fundación Arcoiris, una de las autoras del observatorio nacional, las fiscalías y los poderes judiciales no tienen una base de datos oficial sobre los asesinatos u otros delitos que sufren las personas de la diversidad sexual y de género.

Te podría interesar: Matrimonio Igualitario: Estados y municipios en México donde está permitido

“La violencia y expresiones de homofobia y transfobia están presentes en la vida cotidiana en todo el país, (pero) la violencia que enfrentan las personas LGBT en México no ha sido contemplada en los registros oficiales, favoreciendo la impunidad”, señala la Fundación Arcoiris en la edición del 2020 de su informe sobre crímenes de odio.

Según el observatorio nacional, los asesinatos y desapariciones se han cometido mayormente en el centro y sur del país. Pero el estado de Veracruz es donde en el 2012 se identificaron 23 casos, muy por encima de otros estados.

Las otras entidades con más crímenes de odio son Chihuahua con nueve casos; Jalisco, Michoacán, Oaxaca y Puebla con cinco; Nayarit con cuatro, y la Ciudad de México e Hidalgo con tres.

A pesar de que las ONG han hecho este mapeo con su observatorio, reconocen que los asesinatos y desapariciones de personas pueden ser más en el país. La sociedad civil se encuentra en un proceso de ampliación de su red para poder documentar todos los casos que se registren en México.

La Fundación Arcoiris considera que una de las causas por las que en unos estados hay crímenes de odio y en otros no se relaciona con las diferencias socioculturales que hay en nuestro territorio.

Te podría interesar: De Pro Vidas a ‘Progres’. El Partido Encuentro Solidario se vuelve loco en redes tras perder registro

“Si bien, las personas LGBT han tenido una visibilidad creciente, reforzadas por la existencia de organizaciones defensoras de sus derechos a lo largo del país, persisten claras diferencias entre los estados, resultado del amplio y diverso panorama político y sociocultural, como de la injerencia de grupos conservadores”, señala la Fundación Arcoiris.

La ONG ha emitido por lo menos siete recomendaciones para las autoridades, con el objetivo de que se atiendan los crímenes de odio. Algunos de los consejos de la sociedad civil tienen que ver con sensibilizar a los servidores públicos sobre este tema, así como iniciar un registro oficial de asesinatos y desapariciones.

“La sociedad a la que aspiramos es aquella en la que no existen los tratos de desprecio hacia grupos y sectores por razón de una característica o atributo como el sexo, la discapacidad, la edad, la raza, el origen étnico, la religión, la orientación sexual, las expresiones e identidad de género y que han sido estigmatizados y asociados con inferioridad y falta de valor”, expresa la Fundación Arcoiris en su informe.

También la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) ha documentado las violaciones a derechos humanos que padece la comunidad LGBT. En un estudio que realizó en siete países (Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México, Perú y Uruguay) el organismo internacional detectó que en nuestro país el 75 por ciento de los estudios experimentó acoso verbal e insultos en la escuela.

«A pesar de que hay avances en la región con la introducción de leyes de identidad de género y contra la discriminación en varios países, el clima escolar sigue siendo innegablemente hostil para los y las estudiantes LGBTI, quienes siguen siendo propensos a sufrir acoso verbal y violencia psicológica y física por parte de sus compañeros y principalmente de sus profesores», señaló  Javier González, director del Laboratorio de Innovaciones Educativas, otra organización colaboró con la UNESCO en su informe.

Alexis Ortiz
Escribo sobre temas de seguridad, derechos humanos y política | Estudié en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM | Antes: El Universal

Relacionado

Información al momento

141,800FansMe gusta
7,680SeguidoresSeguir
4,100SuscriptoresSuscribirte

Últimas notas