| Publicado el:
30 abril, 2021

CDMX permite abortar a los 5 meses de embarazo si la mujer acusa violación

Compartir


El pleno del Congreso de la Ciudad de México aprobó el dictamen de la nueva Ley de Salud de la CDMX, el cual contiene, entre otras modificaciones, que se permitirá a las mujeres abortar hasta las 20 semanas de gestación siempre y cuando el embarazo sea consecuencia de una violación sexual.

La legislación en la materia ya permitía esta excepción a la regla de las 12 semanas que aplica sin necesidad de que la mujer exprese una motivación. Sin embargo, el cambio a la norma tuvo como objetivo enfatizar que las embarazadas tienen el derecho de recibir esta atención de forma gratuita hasta la semana 20 en caso de que la gestación sea resultado de un ataque sexual. 
 
Las mujeres podrán acudir a un Centro de Salud a practicarse la interrupción voluntaria del embarazo cuando éste sea producto de una violación aunque la víctima no lo haya denunciado previamente ante las autoridades.

La nueva NOM-046-SSA2-2005 señala que los médicos de la clínica u hospital a donde acuda la solicitante deberán atender a la persona y el personal médico no tendrá por qué cuestionar si lo dicho por la solicitante (de que fue violada) es cierto o no.

La Ciudad de México ha sido la sede de la pugna por el derecho a interrumpir el embarazo.


¿Cuál es el estado de un feto a la semana 20 de embarazo?

De acuerdo con la Fundación Medicina Fetal Barcelona, en la semana 20 los principales órganos del feto ya se han desarrollado: corazón, riñones, hígado, columna, genitales e intestino ya tienen su forma casi final y a partir de ahora crecerán en tamaño y madurarán. Una excepción es el cerebro, que aunque ya está muy desarrollado, seguirá completándose su formación hasta el final del embarazo.

Este es el momento ideal, de acuerdo con fuentes médicas oficiales, para realizar la ecografía morfológica que permitirá valorar toda la anatomía del feto. En dicho estudio se realiza un examen detallado que permite diagnosticar malformaciones que pueda presentar el feto. En los casos más graves, la legislación española contempla como una posibilidad la interrupción legal de la gestación.

En Estados Unidos, como en México, cada estado tiene una legislación diferente en cuanto a la etapa gestacional en la que el aborto legal es permitido y las razones para aceptarlo. Interrumpir el embarazo durante o más allá de la semana 20 de gestación sólo es aceptado en algunos casos por malformación o también, como en la Ciudad de México, por violación. Sin embargo, la discusión ética y legal en ese país se extiende también hacia las consideraciones psicológicas y de acceso a la salud pública de las mujeres que recurren a esta opción. Es un debate políticamente polarizado

De acuerdo con la Ciudad de México y con la Conamed, la reforma ha sido muy positiva, en el sentido de que “atiende el problema del embarazo no deseado o no planeado, garantiza el acceso gratuito a servicios públicos para el proceso clínico de una interrupción legal del embarazo y al mismo tiempo, obliga al gobierno a implementar programas preventivos e
informativos y garantizar el acceso a métodos anticonceptivos confiables y seguros”.

Sin embargo, organizaciones opositoras como el “Frente Nacional por la Familia” creen que esta decisión incentiva “la matanza de niños inocentes (…) sin resolver los verdaderos problemas de las mujeres”.

 

2020: El año que nos volvimos feministas

Solo las cookies necesarias