martes, diciembre 7, 2021

Juego de pelota y temazcal en Azcapotzalco

Si alguna vez imaginaste cómo sería un juego de pelota prehispánico, la alcaldía Azcapotzalco brinda la oportunidad de conocerlo. Este deporte forma parte del Faro Xochicalli que está enfocado en la conservación de las tradiciones, entre ellas las prehispánicas, que aún se pueden rescatar.

El Faro Xochicalli está frente al Metro El Rosario y en él, además del juego de pelota en Azcapotzalco, la gente puede aprender oficios. Empezó con este tipo de actividades en abril de 2018.

También lee: Azcapotzalco rehabilita vialidades de Vallejo, Ceylán y San Pablo Xalpa

La mayoría se centran en la conservación de las tradiciones. Hay clases de náhuatl y baños de temazcal, con un costo de 50 pesos por persona al formarse un grupo de 10.

La construcción de la cancha para el juego de pelota es la primera que se abre en la Ciudad de México. Los jugadores deben entrenar todos los días, durante dos o tres horas.

Te puede interesar: UAM Azcapotzalco dará bicis a sus estudiantes para ir de la escuela a sus casas

Uno de los principales objetivos es construir espacios para jóvenes que podrían participar en actos delictivos o de violencia. Por eso la idea es hacer deporte y recuperar este juego prehispánico.

Las prácticas se hacen los jueves de 6 a 9 de la noche y el sábado de 12 a tres. Si la gente quiere participar o asistir puede llamar al Faro Xochicalli o contactarlos en redes sociales.

Lo que este juego no conserva es usar solo taparrabos y ornamentos de oro, por lo que se recomienda a los participantes vestir ropa cómoda. Aunque incluso pueden diseñar un uniforme para el equipo.

Historia del juego de pelota

Aunque puede que no esté apegado fielmente a los antiguos juegos de pelota, trata de hacerse lo más apegado a la tradición. Por ejemplo, la pelota se bendice con copal mientras se tocan instrumentos.

El juego es bajo el sol y los participantes van descalzos o en huaraches. Algunos se atreven a ponerse solo el taparrabos y llevan el pecho descubierto.

Los movimientos se limitan a golpes con la cadera, codo y glúteos. La pelota es pesada porque está hecha de hule.

Debe atravesar alguno de los aros para sumar puntos a cada equipo que está compuesto por 5 integrantes. La única regla que no se mantiene es la de los sacrificios, pero las demás están aplicadas.

De acuerdo con los relatos, el equipo perdedor moría después del juego. Antes servía para resolver problemas, sobre todo, de territorio. Los que ganaban, obtenían la gloria eterna de los dioses. Todo era simbólico, la cancha representaba el cielo y los jugadores eran quienes peleaban las fuerzas de la luz y oscuridad.

 

 

También lee:

Qué hacer en Azcapotzalco: Noche de conciertos y gastronomía

 

Relacionado

Información al momento

141,800FansMe gusta
8,069SeguidoresSeguir
4,160SuscriptoresSuscribirte

Últimas notas