viernes, octubre 22, 2021

Cómo saber cuándo y cómo cambiar los frenos de tu auto

Saber cómo y cuándo cambiar los frenos de tu auto puede salvarte la vida y la de tus seres queridos. Descubre cómo hacerlo.

Todos los sistemas de seguridad que incorporan los autos son importantes pero hay que es decisivo para evitar accidentes y proteger tu vida.

 

Cuándo y cómo cambiar los frenos

Los frenos son el principal sistema de seguridad de cualquier vehículo y además, también es el más antiguo. Si no hay un funcionamiento óptimo del sistema de frenos en tu auto, puedes chocar con otro vehículo, atropellar a un peatón o salirte de la calle o carretera y provocar una tragedia.

Lee también: Así puedes reportar daños en tu auto por baches en CDMX y Edomex

 

Discos y pastillas de freno: cuándo hay que cambiarlos

De acuerdo a la empresa aseguradora Mapfre, es recomendable controlar el desgaste de los discos y de las pastillas a partir de los 25 mil kilómetros. También hay que tener en cuenta que las pastillas delanteras se desgastan con mayor facilidad que las traseras.

 

Discos de freno

Los discos de freno, generalmente fabricados de hierro, giran solidarios con la rueda. Cuando frenas, las pinzas del sistema los muerden para reducir la velocidad del automóvil. La compañía de autos Toyota destaca que un sistema de frenado de este tipo está compuesto por varios elementos, siendo los más importantes: los discos, las pinzas, las pastillas de freno y el líquido de frenos, un fluido que se encarga, mediante un sistema hidráulico, de accionar todo el mecanismo de freno del coche.

como-saber-cuando-y-como-cambiar-los-frenos-de-tu-auto
Tú mismo puedes cambiar los frenos de tu auto, es fácil. Foto: Toyota.

En el caso de los discos, aunque son el elemento con la mayor vida útil, también necesitan mantenimiento.

¿Cómo cambiarlos?

  1. Gira la dirección del coche hacia la rueda y afloja los tornillos
  2. Levanta el coche y extrae la rueda: Eleva el coche con el gato y termina de quitar los tornillos con la llave. En cuanto hayas quitado todos, retira la rueda y podrás ver el sistema de frenos.
  3. Saca las pastillas de freno: Antes de cambiar el disco tienes que quitar las pastillas de freno obligatoriamente.
  4. Quita la pinza del freno: Afloja las dos tuercas de la pinza de freno con la llave plana hasta que puedas retirar la pinza con tus propias manos.
  5. Saca el disco de freno antiguo.
  6. Coloca el disco de freno nuevo: Insértalo y atorníllalo hasta que quede fijo y no se mueva.
  7. Limpia el disco de freno: Antes de volver a colocar la pinza, limpia el disco muy bien.
  8. Introduce las pastillas de freno.
  9. Vuelve a colocar la pinza.
  10. Coloca la rueda: Asegúrate de fijarla bien y de que todos los tornillos están colocados en su sitio.
  11. Bombea el freno: Presiona el freno progresivamente varias veces y finalmente hazlo hasta el fondo.
  12. Circula con precaución: Tras cambiar de disco de frenos tienes que evitar frenar bruscamente en los primeros 100 kilómetros.

Los discos, al igual que las patillas, son elementos del sistema de freno que son muy propensos a sufrir desgaste, por lo que necesitas revisarlos periódicamente y sustituirlos cuando sea necesario. Saber cuando hacerlo depende mucho del tipo de uso (ciudad, carretera, autopista, terracería) y conducción  del auto. Teniendo estos elementos en cuenta, generalmente lo correcto es cambiar los discos por cada dos cambios de pastillas. En el caso de los frenos delanteros, esto es cada 120 mil kilómetros.

Lo más recomendable es que no alargues o pospongas su reemplazo, ya que si se rompe un disco te quedarás sin frenos y el auto no podrá detenerse.

¿Cómo saber si fallan?

Si al frenar notas una vibración en el pedal y en el volante, es que los discos están pandeados o curvos y necesitan un reemplazo. Una manera fácil de verificar su estado es de forma visual: si notas mucha rebaba entre la superficie de frenado y el borde del disco, es que hace falta cambiarlos.

 

Pastillas de freno

Las pastillas de freno están acopladas dentro de las pinzas de freno. Estas friccionan contra los discos para reducir la velocidad del vehículo cuando pisas el pedal.

¿Cómo cambiarlas?

  1. Gira la dirección del coche y afloja los tornillos de la rueda.
  2. Levanta el coche y extrae la rueda: Eleva el coche con el gato y termina de quitar los tornillos con la llave. En cuanto hayas quitado todos, retira la rueda y podrás ver el sistema de frenos.
  3. Extrae las pastillas de freno: Una vez identifiques la pastilla, usa una llave Allen para retirar los tornillos que la sujetan y haz palanca con el destornillador para poder extraerla.
  4. Introduce las nuevas pastillas de frenosEntrarán a presión. Solo tendrás que introducirlas un poco de lado para que entren y engancharlas a la chapa superior metálica.
  5. Monta de nuevo la rueda: Vuelve a montar la rueda y revisa que no haya ningún tornillo suelto ni flojo, tanto en la rueda como en la propia pastilla.
  6. Repite el proceso con el resto de pastillas de frenos.
  7. Bombea el freno: Presiona el freno progresivamente varias veces y finalmente hazlo hasta el fondo.
  8. Circula con precaución: Tras cambiar de disco de frenos tienes que evitar frenar bruscamente en los primeros 100 kilómetros.

Cambiar-Pastillas-de-frenos
Al igual que los discos, las pastillas deben sustituirse  a tiempo para evitar una tragedia. Foto: Road House.

Saber cuando cambiarlas también depende mucho del tipo de uso que le des a tu vehículo y de manera de ir al volante. Generalmente las pastillas de freno delanteras se reemplazan cada 60 mil kilómetros y las traseras cada 120 mil kilómetros.

Al igual que los discos, retrasar o ignorar su cambio puede traerte graves consecuencias. Si llevas tu coche a revisión, casi todos los talleres te recomendarán que aproveches para cambiar las pastillas, más si a estás les queda menos de un 30 por ciento de grosor.

Si permites que las pastillas se gasten en su totalidad, dañarás la superficie de los discos e incluso podrías dañar el pistón de la pinza de freno. La organización especilizada en autos Claxón señala que el buen estado de los discos de freno dependerá directamente del estado en que se encuentren las pastillas, ya que en caso de estar desgastadas, los frenos impactarán directamente sobre los discos. Si no se le pone solución, será necesario sustituir los discos por unos nuevos, lo que supone una reparación seria y costosa.

La forma de saber cuánta pastilla le queda a los frenos de tu auto es a través de una inspección visual. A través de los radios de la llanta y con la ayuda de una linterna, puedes ver cuánto material (grosor) les queda. Si tu automóvil no lleva llantas de radios, necesitarás quitar una rueda para poder ver las pastillas. Si ves que quedan menos de 3 milimietros de pastilla, cámbialas de inmediato.

¿Cómo saber si fallan?

Para saber si fallan debes poner atención a los sonido del auto. Si escuchas un chirrido al frenar, o en tu coche se enciende el foco o símbolo de desgaste de pastillas, sustitúyelas de inmediato.

Alberto Zárate
Orgullosamente UNAM. FES Aragón: Comunicación y Periodismo. Reportero melómano, fotógrafo callejero y amante de la cultura pop. Cine, conciertos, viajes, comida, bicicleta y patines. Si quieres hablar de viajes en el tiempo manda un DM.

Relacionado

Información al momento

141,800FansMe gusta
7,228SeguidoresSeguir
3,810SuscriptoresSuscribirte

Últimas notas