martes, mayo 11, 2021

Siete pueblos mágicos a menos de tres horas de la CDMX

Si estás planeando realizar un viaje de un par de días a un destino cercano a la Ciudad de México, hay varias opciones para visitar.

A continuación te presentamos cuáles son los pueblos mágicos cerca de la Ciudad de México, que puedes conocer en solo un fin de semana.

Hay varias opciones en los estados cercanos a la capital del país: Hidalgo, Estado de México, Morelos y Querétaro. Todos ellos se encuentran a menos de tres horas de camino de la CDMX.

Tepoztlán, Morelos

Tepoztlán es uno de los destinos favoritos de los capitalinos y está a un par de horas de distancia de la ciudad.

El Pueblo Mágico está localizado en las faldas del Tepozteco, es una combinación única de las antiguas tradiciones y la sabiduría que enriquecen sus muchas manifestaciones culturales.

Entre sus atracciones está el esoterismo, los tesoros prehispánicos y virreinales, la contracultura, el ecoturismo o la sencillez de la vida cotidiana. La arquitectura fue hecha con calles empedradas, los colores brillantes de sus flores y su clima cálido te harán olvidar el estrés.

Tepoztlán te ofrece vistas espectaculares de montañas y una vegetación única.

Dar un paseo por el mercado popular, visitar el bello Ex Convento de la Natividad y aventurarte en el Parque Nacional El Tepozteco, en donde resalta la variedad de su fauna y su flora, te harán olvidarte del mundo y llenarte de vitalidad.

Tepoztlán te sorprenderá pues también es un Pueblo Mágico de fiestas, así lo dicen sus danzas, con los Chinelos que son su música y sus vibrantes colores te harán sentir la vida de las tradiciones.

Una de las principales atracciones de Tepoztlán es el Tepozteco, un cerro que debes escalar para encontrarse con una pequeña zona arqueológica en su cima.

Valle de Bravo, Edomex

Este lugar se ubica a una hora de la capital mexiquense, y es uno de los destinos favoritos para turistas nacionales y extranjeros, por su clima cálido y amigable con el medio ambiente, el calor y amabilidad de su gente.

hay una variedad turística para los amantes de la aventura, por lo que ofrece un vuelo en parapente y Ala Delta. También hay diversión para los amantes del agua, con atracciones como el esquí acuático y velero.

De igual forma, se puede practicar senderismo, escalada, rapel o viajes en motocicleta por los maravillosos senderos, así como la cascada “Velo de Novia”.

Valle de Bravo tiene una oferta turística muy variada.

La amplia gama de servicios turísticos como hoteles, restaurantes y turoperadores lo colocan en un lugar excepcional para el disfrute turístico.

También se puede meditar en la Gran Stupa Bön, construida por la paz mundial, y recorrer el centro histórico, o bien, deleitarse con los platillos regionales de sus restaurantes típicos y sus helados.

En este lugar puedes realizar todo tipo de actividades y deportes extremos.

Este Pueblo Mágico cuenta con una gran tradición artesanal como textiles deshilados, cerámica de alta temperatura, barro o hierro forjado elaborados por manos mágicas de las y los artesanos vallesanos. Un buen lugar para adquirirlas es el Mercado de Artesanías, localizado a cuatro cuadras de la Plaza Principal.

 

Mineral del Chico, Hidalgo

Este pueblo mágico es un pintoresco pueblo de origen minero rodeado de bosques de pino, encino y oyamel, que ofrece al turismo múltiples atractivos, como ríos que serpentean el bosque, apacibles presas enclavadas en la montaña boscosa e interesantes recorridos a antiguas minas, sólo por mencionar algunos.

El poblado, se fundó hace más de 440 años como fruto de la explotación minera en la región, tiene bellas postales desde cualquier punto que se le mire, destacando sus casonas de techados rojos y fachadas multicolores, a veces escondidas tras la densa niebla que le da un especial encanto.

Originalmente, la población era conocida como Atotonilco o Real de Atotonilco, que significa «Lugar de aguas termales». Al ser fundado debido al descubrimiento de ricas vetas de oro y plata y su proximidad con la población de Atotonilco El Grande, es que se le cambia el nombre a Atotonilco El Chico, con la finalidad de diferenciarlo. Posteriormente, ya con la explotación minera, se le cambia la nomenclatura a Mineral del Chico. Tanta era la riqueza mineral, que se dice que durante su mayor esplendor existieron 300 minas de plata.

El mayor atractivo de Mineral del Chico es su parque que ha sido declarado zona protegida.

Villa del Carbón, Ciudad de México

Este municipio fue fundado por indígenas otomís que, con el paso del tiempo, se dedicaron a la extracción de carbón vegetal, su principal actividad económica.

Actualmente, su economía se basa en el turismo, Villa del Carbón es el destino perfecto para los amantes de la naturaleza, pues ofrece aire puro, rodeado de montañas, bosques y presas que facilitan las actividades del ecoturismo.

Uno de sus principales atractivos es la Presa Taxhimay, misma que alberga en el fondo el extinto poblado de San Luis de las Peras, que quedó sumergido el 6 de junio de 1935. En la actualidad ofrece paseos en lancha hasta llegar a las cúpulas de las iglesias que yacen en el fondo.

En la Presa El Llano, hay actividades como pesca deportiva y canotaje, senderismo y paseos a caballo, además de que permite acampar en sus espacios abiertos u hospedaje en sus cabañas.

Villa del Carbón es un sitio tranquilo e ideal para toda la familia. En la Plaza Hidalgo los visitantes pueden disfrutar de una rica nieve, conocer el Palacio Municipal, el quiosco o visitar la parroquia de Nuestra Señora de la Peña de Francia.

Ixtapan de la Sal, Estado de México

Pero si lo que el viajero busca es relajación, Ixtapan de la Sal es, sin duda, sinónimo de descanso y salud, gracias a sus aguas termales, clima cálido y rutas para recorrer en bicicleta.

Si tienes ganas de descansar y darle un respiro a tu cuerpo, la opción para consentirte está en el Estado de México. El pueblo mágico Ixtapan de la Sal es famoso por sus aguas termales y balnearios únicos. 

Algunos visitantes reportan beneficios adicionales en su salud, como estimular el sistema inmunitario, mejora las defensas contra las enfermedades bacterianas,  aumenta la producción de endorfinas y regula las funciones glandulares.  Además, mejora la circulación sanguínea, abre los poros de la piel y oxigena el cerebro. 

Científicamente no se han probado los efectos curativos que las aguas termales tienen en la salud, pero algo que todos los visitantes afirman es el delicioso efecto relajante que sienten después de sumergirse en  aguas a más de 35 grados celsius.

En Ixtapan de la sal puedes ver los efectos por ti mismo en algunos de los balnearios de la Ciudad. 

Este pueblo es famoso por sus aguas termales y los enormes balnearios que son únicos en el país.

Uno de los más antiguos y representativos del pueblo es el Balneario Municipal.

El Oro, Estado de México

A dos hora y media de la CDMX, en el territorio del EdoMex, se encuentra el Pueblo Mágico de El Oro, un lugar que tiene mucha historia que contar.

Es un lugar con pasado minero que a partir del 2011 fue declarado Pueblo Mágico. Durante el siglo XVIII se fundó y creció gracias a la explotación de sus minas representativas como La Esperanza, El Consuelo y La Providencia.

El auge de su minería llegó a ser tan grande que las historias del pueblo cuentan que fue considerado como el segundo lugar, a nivel mundial, en producir minerales, principalmente el oro, de ahí viene su nombre.

Seducidos por este metal precioso, muchos extranjeros dejaron sus países para venir a vivir aquí. La mayoría de ellos provenían de Europa, razón por la que la arquitectura de este bello lugar tiene mucha influencia del viejo continente.

Visitar este lugar suena muy atractivo ya que conserva una estación de trenes, inaugurada hace 130 años. También se puede encontrar el Museo de la Minería, que preserva la maquinaria que se usaba y se cuenta la historia del poblado a través de fotografías.

Otro lugar emblemático es el Tiro Norte, una construcción de madera donde se sostenían las cuerdas que bajaban a los trabajadores de la mina al lugar donde laboraban.

Y no puede faltar el asistir al Centro Artesanal, donde se puede comprar todo tipo de objetos locales como cerámica de barro cocido, tejidos de lana, canastos, entre otras cosas.

Cabe mencionar que estos sólo son algunos lugares atractivos que se deben visitar en el viaje que se realice al Pueblo Mágico El Oro.

Cholula, Puebla

Cholula es conocido por combinar la historia viva de un pueblo prehispánico con la riqueza arquitectónica y cultural de las construcciones coloniales. La imagen icónica de este Pueblo Mágico es la Iglesia de los Remedios, que domina el paisaje desde lo más alto de lo que fue la Gran Pirámide prehispánica.

Muestra de su riqueza arquitectónica religiosa es el majestuoso Templo de San Francisco Acatepec, que ostenta una increíble fachada elaborada con piezas de Talavera. En este Pueblo Mágico conviven a pocos metros los grandes símbolos de dos culturas: la Gran Pirámide y el Ex-convento Franciscano de San Gabriel, uno de los conventos más antiguos de América.

Otro de los grandes atractivos del lugar es el Museo Regional de Cholula, en donde a través de sus ocho salas se puede conocer su riqueza histórica y cultural; este Museo resguarda un verdadero tesoro, el Lienzo Quauhquechollan, declarado por la Unesco Patrimonio Mundial, incluido en el Registro Regional del Programa Memoria del Mundo.

En Cholula puedes observar una vista única del volcán, además de que puedes visitar la pirámide más grande del mundo.

Además de historia y tradición, Cholula ofrece modernos atractivos y espacios de vanguardia como Container City, una ‘mini ciudad’ hecha con coloridos contenedores. Cuenta con una gran oferta de bares, restaurantes y atractivas tiendas de artesanías y galerías de arte.

Se incorporó al programa Pueblos Mágicos en el año 2012.​

Su fundación data del año 500 a.c. lo que la convierte en una de las poblaciones vivas más antiguas de América​

También te puede interesar:

Tonatico, el pueblo del Sol

Mineral de Pozos: Lugares para visitar en cuarentena

Danae Valdés
Danae Valdés
Escribo notas e historias de la ciudad | Estudié Letras en la UNAM y luego Periodismo de Investigación en CIDE e Ibero | Antes: Ciencia UNAM y El Universal.

Relacionado

Información al momento

114,025FansMe gusta
2,665SeguidoresSeguir

Últimas notas