lunes, mayo 10, 2021

Panteón San Isidro en Azcapotzalco: lugar de leyendas por Día de Muertos

Los panteones en México son sitios llenos de tradiciones, principalmente durante la época de Día de Muertos. Uno de ellos es el Panteón San Isidro ubicado en la alcaldía Azcapotzalco. El tercero más grande de la ciudad, visitado por miles de personas e incluso, documentado por medios de la prensa extranjera.

Además de las tradiciones que resaltan en Día de Muertos, el Panteón San Isidro en Azcapotzalco también ha sido lugar para expresar mediante el arte desde 2014. Por ejemplo, en 2016 se realizaron murales exteriores referentes a Ayotzinapa, en 2017 en honor a las víctimas de feminicidio.

A pesar de que Azcapotzalco es la alcaldía con más cementerios de la CDMX teniendo un total de ocho (cuatro vecinales y cuatro civiles), el Panteón San Isidro es el más famoso. Porque su tradición está enfocada en los pequeños difuntos, por esto sus días más visitados son el 30 de abril (Día del Niño) y el 1 de noviembre (Día de las infancias fallecidas).

No sólo con las tradicionales flores y los mariachis que honran a los difuntos de todas las edades, durante estas fechas, las tumbas y los pequeños mausoleos se llenan de familias que acuden con globos y decoraciones infantiles. Es por esto que las principales leyendas que caracterizan el Panteón San Isidro están protagonizadas por niñas o niños.

Leyendas del Panteón de San Isidro

Una de las leyendas más famosas del Panteón San Isidro de Azcapotzalco es la de la pequeña Nany. Una niña de ocho años que se aparece sobre la Avenida Manuel Salazar por las noches. Aunque otros pobladores le llaman Verónica. Las historias de ambas pequeñas coinciden en que fallecieron por un accidente automovilístico y durante las noches que se aparecen afuera del lugar distraen a conductores haciendo que pierdan el control de sus vehículos.

“En las madrugadas, comentan que en el velatorio y paseo de atrás oyen niños jugando. Ya ha habido sesiones de velatorio que han ido al mostrador a decir ‘oiga, por qué deja jugar niños a esta hora’. Hay microbuseros que pasan por la avenida de Manuel Salazar, dicen que aquí se sube una persona y cuando llegan en la esquina, se baja”, cuenta uno de los trabajadores del cementerio.

La otra leyenda es la de David, el niño que se aparece a los sepultureros para pedirles que le digan a su madre que le permita descansar en paz. Pues según cuentan, la mujer nunca dejó de visitar la tumba del pequeño, dejando de comer, beber o cambiar de ropa.

Este año por motivo de la pandemia de Covid 19 el lugar permanecerá cerrado los días 1 y 2 de noviembre, como el resto de los cementerios en la Ciudad de México. Sin embargo, el trabajo con motivo de las personas que han fallecido de coronavirus llegó a quintuplicarse.

Aunque si quieres formar parte de la celebración, hay actividades que se realizarán en línea. La alcaldía Azcapotzalco anunció que tiene preparados eventos y convocatorias para no dejar pasar estas fechas tradicionales. Así que te recomendamos mantenerte al pendiente en sus redes sociales vía Twitter (click aquí) y Facebook (click aquí).

https://twitter.com/AzcapotzalcoMx/status/1316918138626342914

 

También te puede interesar:

Las petroleras de Azcapotzalco: la tradicional “pizza mexicana” desde hace 30 años

La tradición beisbolista en Azcapotzalco

Azcapotzalco: una zona de antiguos y enormes ahuehuetes

 

Relacionado

Información al momento

114,025FansMe gusta
2,733SeguidoresSeguir

Últimas notas