viernes, octubre 22, 2021

Aumenta envenenamiento de perros en el Valle de México; si le pasa al tuyo ¿sabes cómo actuar para salvarle la vida?

Los casos de envenenamiento de perros en espacios públicos aumentó considerablemente en colonias como La Condesa, del Valle, Roma, Doctores en la Ciudad de México y en los municipios de Amecameca, Toluca, Zinacantepec, Lerma, en el Estado de México.

Ya sea con alimentos envenenados en parques públicos, o ataques directos (como suele pasar cuando hay conflictos entre vecinos), este tipo de acciones ya no son casos aislados y ya se considera un problema en diferentes puntos del Valle de México.

De hecho, 2019 fue un año histórico en cuanto a la defensa de los animales se refiere, pues el maltrato se catalogó ya como un delito y en la CDMX las penas pueden alcanzar hasta los 9 años de prisión.

Y justamente el año pasado, fue encarcelada la primera persona acusada de maltrato animal. Se trató de un sujeto de Iztapalapa que agredió físicamente a una pitbull hembra.

Trozos de comida, principales contenedores de veneno

Pero en lo que respecta al envenenamiento, cientos de vecinos han dado a conocer casos en los que sus mascotas, o las de algunos de sus conocidos, fueron víctimas. Los cuales nunca fueron resueltos, debido a que no se halló a un responsable.

Por ejemplo, el 11 de noviembre, habitantes de la colonia Moderna, en la alcaldía Benito Juárez, denunciaron la muerte de cinco perros que paseaban por el parque local.

En un llamado que hicieron a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), les hicieron saber que en una revisión hecha por los vecinos, encontraron pedazos de jamón supuestamente envenenados y muy cerca del área de juegos infantiles.

Las autoridades pidieron a los dueños de los perros afectados hacer una denuncia formal para poder investigar el caso. Al día siguiente, personal de la Profepa fue al Parque La Moderna para limpiarlo por completo.

La misma situación se reportó en el Parque México, en la Condesa. Además de comida bañada con veneno, también se encontró pedazos de carne con clavos, agujas y alfileres escondidos. Un método que causa que los perros se rasguen la lengua, el hocico y la garganta y mueran por infección o desangrados.

En Amecameca, Estado de México, sucedió algo similar en el mes de septiembre. Al menos cuarenta perros fueron envenenados y sus cadáveres eran recogidos todos los días por camiones de basura.

Por varias semanas, vecinos y organizaciones animalistas se dieron a la tarea de buscar a los responsables, sin éxito alguno. Lo que sí se logró fue salvar la vida de algunos perros que fueron encontrados rápidamente después de ser envenenados.

 

 

Envenenan perros para asaltar casas

A inicios de este 2020, el diputado Federico Doring dijo que vecinos de las colonias Anzures, Polanco, Anahuac y Lomas de Chapultepec han denunciado casos en los que asaltantes envenenan a las mascotas para asaltar casas.

Sobretodo, en la pasada temporada vacacional. Sin embargo, la alcaldía respondió que no han recibido denuncias por casos así en los lugares mencionados. Pero esto sí ocurre.

El 30 de diciembre del año pasado tres sujetos fueron detenidos cuando trataron de asaltar una casa en Lomas de Reforma, en la Miguel Hidalgo, y sí hicieron daño a los perros que ahí vivían arrojándoles carne envenenada.

Un caso más conocido ocurrió en Quintana Roo, cuando la casa de la periodista y activista mexicana Lydia Cacho fue allanada y asaltada. Sus perros fueron asesinados con comida envenenada.

Los responsables de esto también robaron documentos y equipo electrónico que contenía información de investigaciones sobre pederastia.

 

 

¿Qué hacer si envenenan a mi perro?

En una entrevista publicada en Gaceta UNAM, la académica de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la UNAM, Ylena Márquez, explicó que en a mayoría de los casos de envenenamiento de mascotas, tanto en perros como gatos, las sustancias más habituales son:

  • Fosfuro de zinc
  • Cumarínicos
  • Anticoagulantes
  • Raticidas
  • Fungicidas
  • Herbicidas
  • Insecticidas
  • Anticongelantes para automóviles
  • Analgésicos de uso humano
  • Antinflamatorios de uso humano

La experta advierte a los dueños que antes de auxiliar a su mascota deben preservar su propia salud. Una sustancia tóxica pone en riesgo tanto a los animales como a las personas:
“Antes de tratar de auxiliar a una mascota envenenada, hay que investigar qué sustancia ingirió y tomar las medidas de seguridad pertinentes. Si esto no es posible, lo mejor es alejarse y pedir ayuda especializada”, explica Márquez.

Cuando las mascotas entran en contacto con sustancias como fungicidas, herbicidas o raticidas, muchos de los elementos tóxicos quedan impregnados en el pelaje, por lo que cargarlo con las manos y brazos descubiertas es un riesgo total para el dueño.

Lo mejor es tomar al animal con mucha precaución y no permitir el contacto directo entre piel y saliva. Si es posible, cualquier movimiento debe hacerse con guantes.

Cuando se presenta una situación extrema, como un envenenamiento en la calle, el dueño debe levantar a su mascota protegiendo sus manos con una bolsa o tela. Antes de subirlo a un auto, colocar algún protector en el asiento, como una prenda que ya se utilizará.

Luego, trasladarlo a un veterinario, siempre con las ventanillas abiertas. Para ello, se recomienda saber cuál es la clínica más cercana. Así se ahorrará mucho tiempo valioso.

La mejor medida de prevención siempre es que los perros usen correa cuando se les saque al parque o a caminar. En más del 60% de los casos de envenenamiento, los animales no tenían supervisión ni correa o se alejaron de sus dueños en pequeños descuidos.

Relacionado

Información al momento

141,800FansMe gusta
7,228SeguidoresSeguir
3,810SuscriptoresSuscribirte

Últimas notas