miércoles, enero 26, 2022

Jóvenes comen diamantina para que su popó ‘brille como unicornio’

En 2015 inició una ‘moda’ que invitaba a la gente a ‘defecar como unicornio’: brillante, colorido y coqueto. Esta especie de reto viral se popularizó en Estados Unidos y Europa hasta que, eventualmente llegó a México. Sin embargo, en ese entonces no tuvo mucho alcance, pero ahora amenaza con volver.

Y es que las publicaciones de este reto comienzan a aparecer de nuevo en las redes sociales, incluso en pleno 2020 se comercializan píldoras de diamantina que prometen que tu excremento será brillante.

En Amazon se pueden encontrar las cápsulas Shit the Glitter desde 10 dólares, equivalentes a unos 190 pesos, sin contar la importación, pues son enviados de Estados Unidos. También, hay una ‘edición especial’ de flamenco, para hacer popó de color rosa.

Como es evidente, este tipo de diamantina está hecha para hacer manualidades o adornos, no para consumir, pero la gente no le presta atención a las advertencias hechas años desde hace años atrás y siguen comprando cápsulas, ya sea como broma o para cumplir el reto.

Un reportaje realizado por Televisa sobre este tema señala que médicos en Estados Unidos han reportado casos de varios jóvenes que llegaron a los consultorios con desgarres intestinales ocasionados por el paso de la diamantina en el sistema digestivo.

Otros expertos en temas psicológicos indicaron, en ese mismo reportaje, que la única razón por la cual las personas se arriesgan a hacer este reto es por aceptación social y para ganar likes en redes sociales.

La diamantina no es tan inocente

Las lesiones gastrointestinales causadas por la diamantina tienen su origen en el material con el que está hecha. Se trata de millones pedazos microscópicos de vidrio o microplástico, dependiendo la marca que se compra.

La más común en el mercado es la de microplástico, hecha con partículas de aluminio y plástico tipo PET colorizadas. Su diminuto tamaño también ha sido causa de asfixia por inhalación accidental, aunque son muy contados.

Si bien, los materiales con los que se fabrica no son tóxicos, es el uso que le da la gente lo que convierte a la diamantina en un riesgo.

En general, la diamantina es inofensiva y muy utilizada por niños en trabajos escolares y en la industria de los cosméticos, pero en caso de ingerirse o de que entre en contacto con los ojos o dentro de las fosas nasales o auditivas, entonces sí hay peligro.

Además, se tiene que considerar que la mayoría de la diamantina termina en los océanos, pues al usarse en cosméticos y ropa, muchos de este material se desprende cuando las personas se asean o lavan sus prendas.

El impacto ambiental de los microplásticos en los océanos se calcula en más de 12 millones de toneladas, de acuerdo con Greenpeace.

 

Otros retos con diamantina

Además de la popó de unicornio, otro retos viral que tuvo como protagonista a la diamantina fueron el Passion Dust, las cuales eran cápsulas de este material, pero enfocadas para colocarse en la vagina.

Un artículo del diario El País, de España, explica que en 2018 esta moda causó muchas infecciones vaginales. El principal motivo por lo que se usaban las cápsulas era para hacer que la zona íntima de las mujeres ‘se viera y supiera mejor’.

También, en Instagram los hashtags relacionados con #Glitter (diamantina en inglés) son muy populares y fotos de labios o cuerpos completamente cubiertos de ella son el resultado.

 

Relacionado

Información al momento

141,800FansMe gusta
9,604SeguidoresSeguir
4,570SuscriptoresSuscribirte

Últimas notas