domingo, noviembre 28, 2021

Los síntomas de un ataque al corazón

Las enfermedades del corazón son la principal causa de muerte prematura a nivel mundial (personas menores de 70 años), de acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud.

La mayoría de las muertes jóvenes, se da por los infartos a consecuencias de la aterosclerosis, que es la obstrucción de las arterias por la grasa, la cual reduce el flujo de la sangre a los órganos vitales.

De acuerdo con el Texas Heart Institute, los signos de alerta para detectar un ataque cardiaco son:

  • Tensión, ardor o molestia opresiva en el pecho.
  • Molestia constante que parece indigestión.
  • Dolor en los hombros, brazos, cuello o espalda.
  • Mareos, desmayo, sudor o malestar de estómago.
  • Dificultad para respirar.
  • Ansiedad, debilidad o cansancio inexplicable.
  • Taquicardias y palidez en la piel.

Sin importar el sexo o la edad, el recibir atención médica lo antes posible ante estos síntomas hace la diferencia entre sobrevivir o no a un ataque cardiaco. Lo más recomendable es que, si alguna persona está teniendo un episodio de ataque al corazón se llame al número de emergencias (911) y sea trasladado de inmediato al servicio de urgencias para recibir la atención médica correspondiente.

Principales factores de riego
  • Hipertensión arterial.

Es una enfermedad crónica en la que aumenta la presión con la que el corazón bombea sangre a las arterias, para que circule por todo el cuerpo.

  • Colesterol elevado.

Es el aumento de un tipo de grasa en la sangre por encima de los valores considerados como normales. Comúnmente no presenta síntomas y generalmente se detecta cuando aparece una enfermedad del corazón.

  • Diabetes

Es una enfermedad que se presenta cuando el nivel de glucosa en la sangre es demasiado alto.

  • Obesidad

Se caracteriza por una acumulación excesiva de grasa, particularmente en el abdomen y por un incremento en el peso corporal.

  • Tabaquismo

Es una intoxicación del cuerpo producida por el consumo excesivo de tabaco.

  • Inactividad física.

Las personas que no realizan alguna actividad física tienen un mayor riesgo de sufrir un ataque al corazón. El ejercicio, además de quema calorías, ayuda a controlar los niveles de colesterol y disminuye la presión arterial.

  • Herencia

Las enfermedades del corazón suelen ser hereditarias, sobre todo si quienes la presentan son los padres y/o abuelos.

  • Edad

Con la edad, la actividad del corazón tiende a deteriorarse, por ellos las personas que tienen más edad tienden a sufrir afectaciones de este órgano.

Relacionado

Información al momento

141,800FansMe gusta
7,678SeguidoresSeguir
4,090SuscriptoresSuscribirte

Últimas notas