lunes, enero 24, 2022

Traficante de Plaza Artz fue traído a México para cuidar israelíes. Luego se les volteó

La declaración de Esperanza ‘N’, detenida por asesinar a dos personas en Plaza Artz, tiró por completo las primeras versiones que calificaban el acto como un crimen pasional.

En su testimonio la mujer señaló que fue contratada expresamente para asesinar a Benjamín Yeshurun y que por ese tipo de trabajos cobra aproximadamente 5 mil pesos.

Dijo ser gatillera al servicio del Cartel de Jalisco Nueva Generación y que tuvo el apoyo de miembros de este grupo delictivo para llevar a cabo «el jale».

 

El motivo por el que los narcotraficantes querían deshacerse de Benjamín era por conflictos relacionados con la distribución de drogas. Otra línea de investigación señala un supuesto ajuste de cuentas entre él y uno de sus socios también de origen israelí a quien habría delatado tras fugarse de prisión.

Yeshurun llegó a México en los años 90 contratado por familias adineradas de la comunidad israelí, quienes en esa época eran blanco de constantes secuestros.

Benjamín tenía 20 años y fungía como guardaespaldas. En ocasiones también como cobrador de deudas de empresarios israelíes. En estos trabajos estaba acompañado por Alon Azoulay, quien es el otro sujeto que fue asesinado en Plaza Artz y se presume era su guardaespaldas.

 

Años después Yeshurun participó en el asesinato del hijo de un criminal israelí y fue condenado a prisión en su país natal. Ingresó a la cárcel en 2001 pero logró escaparse con ayuda de un policía llamado Erez Akrishevsky.

Este último sujeto se trata del supuesto socio a quien Benjamín delató y por ello se planeó su muerte.

Erez y Benjamín se hicieron amigos y socios y llegaron a México para participar en el negocio de los narcóticos. Juntos traficaban droga y armas en Sudamérica y la CDMX.

En 2005 Yeshurun fue detenido por las autoridades capitalinas en la alcaldía Miguel Hidalgo. En el operativo de su captura se le encontraron drogas, dinero y armas.

Reportes de esa fecha indican que intentó sobornar a los policías hasta con un millón de dólares para que lo dejaran libre.

Sin embargo, fue sentenciado a prisión y desde entonces cumplió condena que término en 2018.

Se sabe que al salir de la cárcel viajó a su país y vivió ahí por un tiempo, pero regresó a México recientemente, puesto que se presume que aún tenía negocios y familia en la capital.

Finalmente, sus enemigos al enterarse de su regreso planificaron su asesinato.

Esperanza «N» de 33 años fue la encargada de llevar a cabo esta tarea. Apoyada por al menos otros dos sujetos esperaron a que Benjamín llegase desprevenido a un restaurante de la Plaza Artz.

 

Disfrazada con una peluca rubia, la mujer aguardó el momento indicado y le propinó cinco balazos. El guardaespaldas no pudo hacer nada y también terminó muerto.

Una vez concretada la misión, Esperanza huyó del lugar a pie, pero fue interceptada por elementos de la policía a unas calles de la Plaza Artz, en la alcaldía Álvaro Obregón

Relacionado

Información al momento

141,800FansMe gusta
9,514SeguidoresSeguir
4,550SuscriptoresSuscribirte

Últimas notas