sábado, julio 2, 2022

Cómo detectar los primeros síntomas de una parálisis facial por estrés

La parálisis facial es un padecimiento común entre las personas con un alto nivel de estrés o que han sufrido recientemente una fuerte infección.

La Parálisis Facial Periférica (PFP) o «Parálisis de Bell» afecta negativamente, en promedio, a 5000 personas de cada 100 mil al año. Generalmente la padecen las personas que manejan un nivel alto y prolongado de estrés.

Según un artículo publicado por la Universidad Nacional de México, las personas que presentan una parálisis facial periférica experimentan una disminución significativa en la movilidad de los músculos de la cara (generalmente sólo de un lado), falta de sensibilidad y dolores intensos.

En la mayoría de los casos, la parálisis se presenta con la caída de un lado de la cara y la imposibilidad de moverlo; uno de los ojos no cierra por completo; y se producen otros síntomas como babeo, pérdida del gusto, dolor de mandíbula o dentro o detrás de la oreja o lagrimeo, entre otros.

Primeros síntomas de la parálisis facial por estrés

Muchas personas que experimentan la parálisis de Bell no notan los síntomas hasta demasiado tarde; y si bien este padecimiento puede aparecer en algunos de forma repentina, es posible que hayan habido antes algunos síntomas o indicadores.

La parálisis facial es común entre las personas que:

  • Tienen un nivel de estrés alto y prolongado.
  • Hayan sufrido recientemente una fuerte infección viral.
  • Presenten alguna inflamación en los nervios faciales.
  • Personas con hipertensión, diabetes, problemas del sueño, ansiedad, entre otras.

Los síntomas de la parálisis de Bell incluyen una debilidad repentina en los músculos faciales. Hace que la mitad de la cara se vea caída, la sonrisa se dibuje de un solo lado y uno de los ojos no cierre por completo.

Parálisis facial
Aunque no se conoce con exactitud la causa de la PFP, el estrés es reconocido como un detonante. l Foto ilustrativa: Pixabay
  • Comienzo repentino de la debilidad en la movilidad de un lado de la cara.
  • Aumento progresivo en la imposibilidad de controlar los músculos faciales.
  • Caída de un lado de la cara y dificultad para hacer expresiones faciales, como cerrar un ojo o sonreír.
  • Babeo incontrolable.
  • Dolor de mandíbula o dentro o detrás de la oreja del lado afectado.
  • Aumento de sensibilidad al sonido en el lado afectado.
  • Dolor de cabeza.
  • Pérdida del sentido del gusto.
  • Producción excesiva o escasa de lágrimas y saliva.

Ante cualquier síntoma de los anteriores es importante acudir con un especialista para recibir atención inmediata. La mayoría de los casos de parálisis facial son temporales y si se tratan de forma urgente no serán causa de estragos permanentes en la salud.

Lee también: Depresión y tristeza no es lo mismo. Tus hijos podrían padecer una grave enfermedad sin que te des cuenta

 

Pronóstico de recuperación para parálisis facial

Según la Clínica de la Universidad de Navarra, la parálisis facial puede presentarse a cualquier edad y en general es un padecimiento benigno.

Esta afectación suele ser temporal si se trata a tiempo. En promedio el 70% de los pacientes se recupera al cabo de 4 a 6 semanas, pero en casos más extensos, la recuperación puede ir hasta los 6 meses.


 

Lee también:

Acusan a Yordi Rosado de denigrar mujeres en sus entrevistas

Mujeres diversas marchan el 8M en la Ciudad de México

Valeria Munive
Valeria Munive
Sociología en Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, UNAM.

Relacionado

Información al momento

193,375SeguidoresMe gusta
23,709SeguidoresSeguir
7,590SuscriptoresSuscribirte

Últimas notas