martes, mayo 17, 2022

Científicos logran comunicación en tiempo real con soñadores lúcidos

Los científicos han abierto una nueva y emocionante forma de explorar el mundo de los soñadores y los sueños. Aunque la humanidad ha logrado explorar el espacio, la Luna, la profundidad de los océanos o las salvajes extensiones en los polos (y ni siquiera en su totalidad), aún quedan muchos temas que son un misterio.

El estudio de los soñadores

Se ha abierto una nueva puerta ya que se logró un nuevo avance para la humanidad y es la exploración del mundo alucinatorio dentro de los sueños.

De acuerdo con un estudio llamado Current Biology recientemente publicado, un equipo internacional de investigadores logró entablar un diálogo en tiempo real con personas en medio de sueños lúcidos, el cual se denomina “sueños interactivos”.

El estudio llamado «Diálogo en tiempo real entre experimentadores y soñadores durante el sueño”, señala que los participantes pudieron responder correctamente a distintas preguntas, como problemas matemáticos simples, mientras estaban sumergidos en un sueño.

Esta investigación revela “un canal de comunicación relativamente inexplorado” el cual podría permitir “una nueva estrategia para la exploración empírica de los sueños”, informó el estudio.

“Hay estudios de soñadores lúcidos que se comunican a través de los sueños y también recuerdan hacer tareas.», Karen Konkoly. Foto ilustrativa. Pexels.

Según Karen Konkoly, estudiante de doctorado en la Universidad de Northwestern y primera autora del artículo, dijo: “Hay estudios de soñadores lúcidos que se comunican a través de los sueños y también recuerdan hacer tareas. Pero hay una cantidad bastante limitada de investigación sobre los estímulos que entran en los sueños lúcidos”

Konkoly y sus colegas reclutaron a 36 personas con la finalidad de estudiarlos, ellos durmieron en laboratorios ubicados en distintos países, Francia, Estados Unidos, Holanda y Francia. El objetivo era que las personas entraran en un sueño lúcido y estuvieran conscientes de lo que estaban viendo o sintiendo era un sueño.

“Algo que nos sorprendió es que podías simplemente decirle una oración a alguien, y ellos podían entenderla tal como es en realidad”, expresó Konkoly.

Entre los estudiados estaban varios soñadores lúcidos con previa experiencia y un hombre con narcolepsia, el cual provoca somnolencia excesiva durante el día.

Para asegurarse que los estudiados estuvieran en un sueño profundo se les colocaron electrodos junto a los ojos, la barbilla y el cuero cabelludo; de esta manera se logró medir la actividad como las ondas cerebrales y los movimientos del globo ocular, con esto, los expertos pueden determinar que una persona está en un sueño profundo.

Una vez que estaban dormidos se les pidió a los participantes que confirmaran que estaban en un sueño con una respuesta ocular preestablecida en la que movían los ojos de izquierda a derecha en un patrón específico.

Estas señales, se utilizaron como el medio de comunicación durante todas las sesiones pero también se tomaron en cuenta las contorsiones faciales.

Un ejemplo es: a un participante de Estados Unidos de 19 años, se le solicitó que hiciera la operación matemática 8 menos 2 (8-2) y respondió correctamente con el movimiento ocular.

En términos generales los participantes dieron los siguientes resultados:

  • 18 por ciento dio un nivel de comunicación claro y preciso.
  • 17 por ciento dio respuestas indescifrables.
  • 3 por ciento dio respuestas incorrectas.
  • 60% no provocó ninguna respuesta.

“Es un tipo de experimento inmediatamente gratificante. No tienes que esperar para analizar tus datos ni nada por el estilo. Puedes verlo allí mismo mientras todavía están durmiendo”, dijo Konkoly.

soñadores
El 18 por ciento de 36 soñadores logró hacer contacto con un nivel de comunicación claro y preciso. Foto ilustrativa. Pexels.

Además de los resultados mencionados, muchos de los participantes pudieron recordar las interacciones con los investigadores después de haber despertado y lo describieron como un narrador en off, que claramente provenía de fuera de sus sueños.

Los sueños suelen ser una experiencia vívida que se fragmenta hasta que se desvanece rápido y casi por completo de nuestras mentes despiertas, por eso rara vez recordamos lo que soñamos.

Sobre esto, algunas personas recordaron preguntas y respuestas diferentes después de despertar por completo, lo cual comprueba que es muy difícil reconstruir con precisión los sueños una vez que se despierta.

Karen Konkoly concluyó que se seguirán experimentando con los sueños hasta lograr entender cómo lograr tener sueños más lúcidos: «Tenemos muchas ideas diferentes y estamos emocionados de probarlas».

También te puede interesar…

Si tienes una boda de ensueño es más probable que te divorcies: estudio

La habilidad social que perdimos con la pandemia

Ingrid Noya
Ingrid Noya
Administración y Finanzas en ITESM.

Relacionado

Información al momento

185,269SeguidoresMe gusta
33,748SeguidoresSeguir
6,560SuscriptoresSuscribirte

Últimas notas