miércoles, julio 6, 2022

México está a punto de ser un país autoritario, según The Economist

Según el último estudio realizado por The Economist acerca del índice democrático en 165 países, México se encuentra cerca de convertirse en un país autoritario.

Con la llegada de Andrés Manuel López Obrador al poder y las políticas implementadas en la «4T», se han desatado controversias acerca de hacia qué régimen político se está encaminando México.

Un estudio realizado por la Unidad de Inteligencia Económica de The Economist (EIU por sus siglas en inglés), reportó que de acuerdo al ejercicio de la democracia en los primeros años de este sexenio, México está a un paso de entrar al grupo de países que cuentan con un “régimen autoritario”.

Desde 2006, año en el que inició el estudio, México se encontraba dentro del grupo de países con regímenes “democráticos deficientes», sin embargo, en 2021 registró su puntuación más baja en los índices (5.57/10) y entró al grupo de países con democracia “híbrida”. A 0.5 puntos de la categoría de “autoritarismo”.

Según el último análisis de la democracia en el país, el principal problema y lo que ha llevado a México a “mudar” de categoría son los esfuerzos y políticas públicas nulas de Andrés Manuel López Obrador.

Con las promesas de buscar reestructurar las políticas electorales; las pretensiones de erradicar la “antidemocracia” y la corrupción; el aumento de la violencia y la delincuencia organizada, México se ha colocado en un lugar crítico y se encamina a un régimen autoritario, según mexicanos encuestados.

 

Autoritario
Se cree que durante el camino hacia las elecciones presidenciales de 2024, México entrará en un régimen democrático autoritario, o incluso, una dictadura, según The Economist. l Foto: INE

El estudio sobre el índice democrático mundial de la Unidad de Inteligencia Económica, se basa en medir el estado de las libertades políticas y la participación ciudadana en las decisiones públicas.

Para determinar la clasificación de regímenes en los 165 países estudiados, la EIU toma en cuenta los siguientes criterios y los resultados obtenidos en cada uno de ellos: Procesos electorales y pluralismo; Funcionamiento del gobierno; Participación política; Cultura política y Libertades sociales.

De acuerdo a la puntuación obtenida en cada uno de los indicadores del estudio (en una escala del 1 al 10), los países pueden categorizarse de la siguiente manera:

  • Completa democracia (Noruega, Nueva Zelanda, Finlandia)
  • Democracia frágil o defectuosa (Francia, Estados Unidos, España)
  • Régimen Híbrido (México, El Salvador, Honduras)
  • Régimen autoritario (Corea del Norte, Afganistán)

La democracia en Latinoamérica

Según el estudio, con la llegada y el aumento de los líderes populistas en Latinoamérica como Jair Bolsonaro en Brasil, Andrés Manuel López Obrador en México o Nayib Bukele en El Salvador –o bien, aquellos regímenes ya declarados autoritarios como Nicaragua o Venezuela–, la región registró la mayor recesión democrática en los últimos 16 años.

En 2006, la región latinoamericana inauguró su primer conteo con 6.37 puntos, hoy en día registra 5.83 puntos en el índice democrático. Una disminución de 0.54 puntos que, según el EIU, es “considerablemente peor” que en los países del este de Europa.

Autoritario
Los presidentes de México, Venezuela y Nicaragua han sido fuertemente criticados por la comunidad internacional. Los consideran gobiernos ‘populistas’. l Foto ilustrativa

Qué es un régimen autoritario

Un régimen autoritario, según el índice democrático, trata de aquellos estados en donde no existe un pluralismo político o se encuentra fuertemente controlado. Muchos de estos estados son denominados como “dictadura” y por lo tanto, si es que se llegan a proponer elecciones, éstas no son libres ni justas.
Este tipo de régimen se caracteriza por los abusos e infracciones a las libertades y los derechos civiles, pero principalmente, predomina el control y la censura política.

 

México actualmente se encuentra bajo un régimen democrático híbrido, lo que significa:

Aquellos estados con un modelo democrático híbrido se caracterizan por presentar irregularidades electorales que muchas veces derivan en una política sin libertad ni justicia. De igual forma existe una presión de los gobernantes hacia la “oposición” y generalmente se busca evitar ser cuestionado por ellos; es por esto que usualmente se da una persecución hacia periodistas, investigadores o comunicadores que pudieran estar en contra del gobierno.

 

Te podría interesar:

Por qué Daniel Ortega debe ser considerado un dictador

Razones por las que Nicolás Maduro es considerado un dictador

AMLO hizo 8 promesas de seguridad, ¿Cuántas ha cumplido a mitad de sexenio?

Valeria Munive
Valeria Munive
Sociología en Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, UNAM.

Relacionado

Información al momento

193,375SeguidoresMe gusta
23,697SeguidoresSeguir
7,650SuscriptoresSuscribirte

Últimas notas