La entrega de recursos por parte del gobierno federal contempla a los más de 1.2 millones de adultos mayores que tienen este beneficio. Las autoridades aseguran que el pago está garantizado y se cumple conforme a la normatividad correspondiente.