viernes, septiembre 17, 2021

El ombligo también se puede enfermar y hasta oler mal

Cada parte del cuerpo humano es vulnerable a enfermedades, incluido el ombligo. Aunque normalmente pasa desapercibido tras los primeros meses de vida, esta pequeña cicatriz se puede infectar en cualquier etapa de la vida y una de las peores consecuencias es que genera un mal olor.

¿Por qué huele feo el ombligo?

La principal razón por la que el ombligo de los adultos supura una especie de líquido y huele mal es una enfermedad llamada onfalitis. Es muy común en los recién nacidos, cuando su cuerpo está cicatrizando la herida que deja el corte del cordón umbilical; pero en personas mayores también es recurrente.

En el estudio de un caso clínico, publicado por especialistas del Hospital Alarcón, en España, señalan que la onfalitis en adultos es un padecimiento derivado de la falta de higiene en el ombligo:

“La onfalitis del adulto suele ser localizada, de evolución tórpida y crónica, que generalmente, se correlaciona con la falta de una buena higiene del ombligo. A diferencia de la onfalitis del recién nacido que se produce por contaminación del cordón umbilical durante su sección o por deficientes cuidados postoperatorios”.

El ombligo también se puede enfermar y hasta oler mal portada 1
La onfalitis es común en bebés, pero también se presenta en adultos. Foto: iStock.

De acuerdo con el informe citado, existe otra causa para la aparición de la onfalitis en adultos, no es muy común, pero se ha presentado y no debe tomarse como algo alarmista. Detallan que ha habido casos en los que esta enfermedad ha sido una señal de un quiste o tumor. Pero de nuevo, esto solo en pocas ocasiones:

“La presencia de una onfalitis recurrente en un adulto con una buena higiene del ombligo, debe obligarnos a descartar la existencia de una patología subyacente, generalmente un cierre incompleto del uraco*, aunque pueden existir otras causas (tumor primario o metastásico, quiste epidérmico umbilical, hernia umbilical, endometriosis, etc.)”.

*El uraco es un tubo que conecta la vejiga al ombligo durante la evolución fetal. Después del nacimiento, el uraco se cierra de manera normal y se convierte en un ligamento. Fuente: Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos.

El ombligo también se puede enfermar y hasta oler mal portada 3
La herida de las perforaciones también puede infectarse. Foto iStock.

Como siempre en casos en los que una parte del cuerpo falla, lo más recomendable es acudir a una clínica, centro de salud u hospital y NUNCA automedicarse o seguir remedios sacados de Internet.

Por lo general, para detener la supuración de líquidos y mal olor del ombligo, los médicos recetarán un antibiótico especial y mejorar la higiene. Así que es muy necesario acudir con el doctor para obtener la mejor orientación y resolver el problema.

Si vives en la Ciudad de México, aquí hay un mapa de todos los Centros de Salud, clínicas y hospitales a las que puedes acudir. Si eres del Edomex, la información la encuentras haciendo clic aquí. Recuerda, di NO a la automedicación.


Te puede interesar


¿Por qué sale y qué hay en la pelusa del ombligo?

La pelusa en el ombligo es un verdadero cultivo de bacterias, pero nada de lo que la gente se deba preocupar.

Todas las personas en el mundo son susceptibles a la aparición de pelusa en el ombligo, no importa si son hombres o mujeres, niños o adultos o incluso si tienen una higiene impecable, nadie la puede evadir. A unos les sale más y a otras en muy rara ocasión.

La pelusa del ombligo no es dañina. Se genera principalmente por el roce de la piel con la ropa y está formada por restos de tela, piel muerta, sudor, vello, grasa y bacterias.

La pelusa del ombligo no es dañina. Foto: Wikimedia.,

Un investigador de la Universidad Tecnológica de Viena hizo un complejo estudio sobre la pelusa del ombligo y detectó que las personas que más producen esta masa son hombres de mediana edad, especialmente quienes suben de peso.

A pesar de que en esta pelusa pueden vivir hasta 2 mil especies de bacterias (no todas en un mismo ombligo), señala el estudio, estas no suelen ser dañinas para el organismo, siempre y cuando se  lave la zona constantemente.

La pelusa en el ombligo no genera un mal olor, ni es un síntoma de enfermedad. Es una reacción normal del cuerpo y no hay porque preocuparse por ella.

Lee también

 

Ivan Cruz
Comunicación UNAM | Información de lo que sucede en el Valle de México. Las historias que vienen y van, en un formato multimedia. ¿Tienes una historia que merece ser contada? Escríbeme a [email protected]

Relacionado

Información al momento

114,286FansMe gusta
7,434SeguidoresSeguir

Últimas notas