domingo, julio 25, 2021

El PAN no las ganó todas: su alianza de gobernadores se debilita en las elecciones

Con las elecciones del 6 de junio, Morena se perfila para ampliar su influencia en el territorio nacional. Según el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP), el partido del presidente Andrés Manuel López Obrador podría gobernar en 11 estados, además de la Ciudad de México, Chiapas, Tabasco y Veracruz que ya tenía en su poder.

En sentido contrario, el Partido Revolucionario Institucional (PRI), el Partido Acción Nacional (PAN) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD) reducirán su presencia en las entidades federativas y dejarían de ser contrapeso del gobierno federal desde esa posición.

Principalmente esto podría tener un impacto negativo en la llamada Alianza Federalista, un bloque de 10 gobernadores creado a mediados del año pasado. En un primer momento este grupo fue fundado para atender la pandemia de Covid-19 en conjunto, sin embargo, en varios momentos expresó su rechazo a las políticas del presidente López Obrador.

La Alianza Federalista está compuesta por los mandatarios de Aguascalientes, Chihuahua, Coahuila, Colima, Durango, Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Nuevo León y Tamaulipas, pero este año se renovarán cuatro gubernaturas.

Las cifras del PREP muestran que el estado de Colima dejaría de ser controlado por el PRI y pasaría a manos de la morenista Indira Vizcaíno. En una cerrada contienda, Michoacán podría dejar de ser la única entidad gobernada por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y pasaría a ser de Morena con Alfredo Ramírez.

Además, Jaime Rodríguez Calderón concluirá su mandato en Nuevo León y quien asumirá el poder será Samuel García de Movimiento Ciudadano (MC). En Chihuahua el PAN permanecerá y solamente habrá un cambio entre Javier Corral y María Eugenia Campos.

La Alianza Federalista está compuesta por 10 gobernadores, pero cuatro dejarán su cargo este año. Foto de Twitter
La Alianza Federalista está compuesta por 10 gobernadores, pero cuatro dejarán su cargo este año. Foto de Twitter

Con estos movimientos la Alianza Federalista perdería al menos a dos de sus integrantes (Colima y Michoacán) y quedaría a la expectativa sobre si Samuel García y María Eugenia Campos seguirán los pasos de sus antecesores para unirse al bloque opositor.

En su cuenta de Twitter este grupo se autodefine como “un espacio de colaboración efectiva, plural, democrática y permanente para establecer una defensa verdadera de los estados reunidos en Federación”.

Mientras que el presidente López Obrador ha dicho que todas las críticas que ha recibido de esta alianza tienen un propósito político y electoral.

Origen de la alianza

El 7 de septiembre del 2020, los ejecutivos locales de los 10 estados anunciaron su salida de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), un grupo fundado en el 2002 en el que se aglutinaban los 32 mandatarios estatales.

La ruptura se dio por dos grandes motivos: la negativa del gobierno federal a entregar más recursos a los estados para atender el Covid-19, además del rechazo a establecer un nuevo pacto fiscal para que las 10 entidades federativas aliadas recibieran más recursos de los impuestos que cada año se recaudan.

El 19 de agosto del 2020 el presidente López Obrador se reunió con todos los gobernadores en San Luis Potosí. En ese encuentro los ejecutivos locales no obtuvieron una respuesta clara a sus demandas y dos semanas después salieron de la Conago.

A partir de ahí la Alianza Federalista tuvo varios desencuentros con el presidente López Obrador por la desaparición de 109 fideicomisos en la Cámara de Diputados, las inundaciones en el estado de Tabasco, la adquisición de las vacunas del Covid-19, el presupuesto aprobado para el 2021 y en último momento el proceso penal que se abrió contra el gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca.

De hecho este último fue el tema con el que la Alianza Federalista se dejó de pronunciar en redes sociales, en el contexto de la jornada electoral que se celebró el fin de semana pasado. El 14 de mayo el bloque opositor celebró que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) desechó la controversia constitucional interpuesta por el Congreso de Tamaulipas, con lo cual se podría evitar que el gobernador Cabeza de Vaca fuera capturado.

“La @SCJN desechó la controversia constitucional interpuesta por el @CongresoTams, porque al no secundar el desafuero dictado por la @Mx_Diputados, actuó acorde a la Constitución. El Gobernador @fgcabezadevaca NO está sujeto a juicio y podrá finalizar su mandato”, señaló la Alianza Federalista en su cuenta de Twitter por última vez.

Alexis Ortiz
Escribo sobre temas de seguridad, derechos humanos y política | Estudié en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM | Antes: El Universal

Relacionado

Información al momento

114,286FansMe gusta
5,739SeguidoresSeguir

Últimas notas