Categorías: Tendencias
| Publicado el:
11 noviembre, 2020

Regresan las bodas masivas en México en pleno rebrote de Covid 19

Compartir

Justo en el momento en que una segunda ola de contagios de Covid 19 se presenta en todo el mundo, en México volvieron a las fiestas masivas como bodas, XV años o bautizos, como si la pandemia hubiera terminado.

A lo largo del país se han dado a conocer casos en los que decenas de personas se contagian de coronavirus tras haber asistido a una fiesta o celebración. Si bien, el semáforo Covid se mantiene en naranja o amarillo en casi todo México, no significa que las medidas sanitarias dejen de aplicarse.

Cada día, México se acerca a la nada presumible suma de 100 muertes por Covid 19 (oficiales). Superado solo por Estados Unidos, Brasil e India. Además, de acuerdo a la tendencia epidemiológica, el país esta a pocas semanas de superar el millón de casos confirmados.

En redes sociales se han evidenciado diferentes festejos a lo largo de la pandemia. A pesar de las medidas restrictivas, la organización de eventos masivos se ha reactivado, casi de manera clandestina.

Un caso que acaparó la atención pública ocurrió el 10 de octubre en la ciudad de Torreón, Coahuila. Una boda con cientos de invitados, hecha sin alguna clase de permiso, dejó al menos a 90 personas contagiadas de Covid 19.

Como si no fuera suficiente, una semana después se dio a conocer otro contagio masivo generado en una boda. Esta vez en Mexicali, Baja California. El evento agrupó a más de 300 personas en un salón, de las cuales más de 100 resultaron infectadas de coronavirus.

También hay bodas en el Valle de México

La celebración de eventos masivos no es ajena al Valle de México. Aunque es cierto que tanto en la CDMX, como en el Edomex se ha mantenido una ligera disminución de hospitalizaciones por Covid 19, ambas entidades son de las que mayor reportes por fiestas han tenido en los últimos meses.

En el caso específico de la Ciudad de México, en donde se mantiene un Semáforo Covid en naranja, con alerta de pasar a rojo, la incidencia de reportes por fiestas aumentó un 611%, de acuerdo con un estudio realizado por el diario El Universal.

Esa cifra se complementa con un reporte del C5 de la CDMX en el que se indica que durante la pandemia, los casos de reporte de fiestas aumentaron en las alcaldías Xochimilco, Coyoacán, Miguel Hidalgo y Cuauhtémoc, principalmente.

A pesar de los constantes llamados que la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, hace cada fin de semana para pedir a los ciudadanos de abstenerse de hacer fiestas masivas, la situación no mejora.

Mientras que en el Edomex, el gobernador Alfredo del Mazo también ha hecho la petición de postergar festejos como bodas, XV años y bautizos hasta que el riesgo de contagiarse de Covid 19 baje.

Municipios mexiquenses como Ecatepec, Naucalpan, Cuautitlán o Tlalnepantla han hecho públicos los operativos en los que las autoridades han clausurado bares, antros, fiestas clandestinas, salones de eventos y centros de reunión que no acatan las medidas de prevención y superan el aforo permitido durante la fase naranja (30%).

En la pasada temporada de Halloween, alcaldías de la CDMX y municipios del Edomex clausuraron decenas de fiestas organizadas por jóvenes, tanto en bares como en domicilios particulares.

 

Usar cubrebocas en una fiesta no es suficiente

A pesar de que en algunas fiestas se ha visto que las personas utilizan cubrebocas o se desinfectan las manos con gel antibacterial, lo cierto es que las medidas pierden su eficacia cuando hay muchas personas conviviendo en lugares cerrados.

La evidencia científica presentada por la Organización Mundial de la Salud y replicada por la Secretaria de Salud de México indican que el cubrebocas y el lavado constante de manos ayudan a evitar los contagios, sí. Pero aunque una persona siga estas medidas, el riesgo de contagiarse de Covid 19 en un lugar cerrado siguen siendo altas.

La sana distancia tiene un propósito, mantener seguro a una persona de las gotas de saliva con el virus que alguien infectado puede expulsar al hablar, cantar o gritar. Algo común en una boda o fiesta.

Aunque la reactivación de las bodas ha sido un alivio para las personas que trabajan en el sector: organizadoras, músicos, fotógrafos, meseros, banquetes, decoradores, etc., el riesgo es todavía muy alto.

Cifras de la OMS señalan que una sola persona asintomática, es decir que tiene el virus, pero no presenta los síntomas, puede contagiar a varias personas que están cerca de él.

Recordemos que el periodo de incubación del Covid 19 es de 2 a 14 día, por lo que un invitado puede convertirse en un foco de infección invisible a las medidas que se toman como precaución, como la toma de la temperatura, por ejemplo.

La incapacidad de hacer una prueba precisa de Covid 19 al instante y la falta de una vacuna preventiva o curativa, hace que una fiesta pueda ser mortal para la población de mayor riesgo y un gran problema en medio del rebrote de Covid 19.

Lee también

Las nuevas generaciones son menos inteligentes que sus padres: estudio

 

Ivan Cruz

Comunicación UNAM | Información de lo que sucede en el Valle de México. Las historias que vienen y van, en un formato multimedia. ¿Tienes una historia que merece ser contada? Escríbeme a ivan@datanoticias.com

Solo las cookies necesarias