martes, noviembre 30, 2021

Cubrebocas «egoístas» son un riesgo de contagio

Aunque se confirmó que los cubrebocas evitan la transmisión del nuevo coronavirus Sars-Cov-2, no todos protegen del mismo modo, incluso algunos pueden provocar contagios.

Las llamadas «mascarillas egoístas» son aquellas KN95 que tienen válvulas, el Centro de Control de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) advierte que funcionan solo a medias.

La Clínica Mayo explica que las mascarillas N95 ofrecen más protección que un cubre bocas quirúrgico porque pueden filtrar tanto las partículas grandes como las pequeñas al inhalar la persona que la usa, es decir, son las mascarillas que mejor funcionan para proteger del coronavirus.

Como su nombre lo indica, la mascarilla está diseñada para bloquear el 95 % de las partículas, aún si estas son demasiado pequeñas. Algunas mascarillas N95 tienen válvulas para facilitar la respiración a través de ellas, sin embargo, con este tipo de mascarilla, el aire no filtrado se libera cuando la persona que la usa exhala.

Es decir, si la persona que está usando la mascarilla N95 está contagiada de Covid-19, transmitirá el virus a otras personas que se encuentren cerca.

 

De acuerdo con el Insituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), señala que existen diferentes modelos de mascarillas, estas varían en la forma, el material y que algunas tienen la presencia de válvula de exhalación.

El INER advierte que el uso del respirador con válvula de exhalación disminuye la sensación de sofocamiento, pero no debe utilizarse en áreas donde exista el riesgo de que quien lo utiliza pueda contaminar materiales que deben mantenerse estériles, ya que al exhalar el aire expulsado a través de la válvula al medio ambiente, puede causar contaminación.

Esta advertencia está dirigida en especial al personal médico, que debe asegurarse de que la mascarilla que utilice sella correctamente antes de usar un respirador N95 en el trabajo, misma que debe ser deshechable para los profesionales que atienden directamente a pacientes con Covid-19.

Algunas mascarillas N95, e incluso algunas de tela, tienen válvulas de una vía que hacen que respirar a través de ellas sea más fácil. Pero como la válvula libera aire no filtrado cuando la persona que la usa exhala, este tipo de mascarilla no evita que la persona que la lleva trasmita el virus. Por esta razón, algunos lugares prohiben usarlas.

Por ejemplo, en España, el número de casos positivos ha comenzado a subir nuevamente, el pasado fin de semana se confirmaron 19 mil nuevos contagios y alcanzó la cifra de 400 mil casos totales. La Agencia de Seguridad y Emergencias de Madrid solicitó no utilizar este tipo de mascarillas porque, aunque protegen correctamente a los portadores, ponen el riesgo al resto de las personas cercanas.

 

En Estados Unidos, autoridades de salud han solicitado a la población que use cubrebocas de tela, incluso pañuelos, pero han solicitado que no se usen las mascarillas con válvula, ya que estas no son útiles frente a la pandemia.

El estado de California ha prohibido el uso y la venta de mascarillas con válvula porque aunque protegen a la persona que la utiliza, no sirven para contener la cadena de contagio.

Las mascarillas con válvulas se venden a través de tiendas en línea como Amazon, entre 240 y mil pesos mexicanos.

También es común encontrarlas en ventas a través de grupos de redes sociales o incluso en puestos callejeros.

 

Todo lo que necesitas saber sobre Covid- 19:

http://44.193.109.114/2020/02/28/cubrebocas-para-coronavirus-n95-hasta-en-400-pesos-cada-uno-2/

http://44.193.109.114/2020/05/22/unam-abre-fabrica-de-cubrebocas-n95-para-prevenir-coronavirus/

Danae Valdés
Escribo notas e historias de la ciudad | Estudié Letras en la UNAM y luego Periodismo de Investigación en CIDE e Ibero | Antes: Ciencia UNAM y El Universal.

Relacionado

Información al momento

141,800FansMe gusta
7,710SeguidoresSeguir
4,120SuscriptoresSuscribirte

Últimas notas