martes, diciembre 7, 2021

Lydia Cacho: fui yo la que encontró a Kamel Nacif

La periodista y defensora de derechos humanos Lydia Cacho acusó a Alejandro Gertz Manero, fiscal general de la República, de mentir porque el empresario Kamel Nacif Borge fue ubicado por ella en el Líbano desde hace un año. La ubicación sólo fue confirmada por la Fiscalía General de la República (FGR) sin arrestarlo.

A través de su cuenta de Twitter, Lydia Cacho señaló a Gertz Manero por declarar que Kamel Nacif huyó al Líbano donde se planea un proceso de extradición.

«Miente Gertz Manero Kamel Nacif fue ubicado por mí y @FGRMexico confirmó ubicación hace un año. NO ha sido arrestado. Acuso al Fiscal General de haber roto el sigilo de mi caso y con ello ayudar a mi torturador y tratante de niñas a escapar de su escondite«, acusó la periodista en redes sociales.

¿De qué se acusa a Kamel Nacif?

Kamel Nacif Borge, apodado «El Rey de la Mezclilla», está prófugo debido a la orden de aprehensión en contra del empresario, el ex gobernador de Puebla Mario Marín y el empresario Aldolfo Karam Beltrán. Los tres acusados de tortura contra Lydia Cacho.

También son parte de los 60 mexicanos más buscados por la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol, por sus siglas en inglés). La Interpol investiga la relación con delitos con el narcotráfico, fraude, secuestro, peculado, tortura, tráfico de personas, robo de niños, asesinato y violación de menores, entre otros.

La persecusión de Lydia Cacho comenzó en diciembre de 2005, en Cancún, Quintana Roo. Fecha en la que fue detenida tras publicar su libro «Los Demonios del Edén». Un reportaje donde se investiga y recopilan testimonios para revelar una red de trata y pornografía infantil encabezada por el empresario hotelero de Cancún, Jean Succar Kuri.

Del mismo modo, aparecen nombres de protectores como Kamel Nacif Borge, Mario Marín, Miguel Ángel Yunes y Emilio Gamboa Patrón.

El caso Lydia Cacho desde 2005

Tras la publicación de «Los Demonios del Edén», la Policía Judicial de Puebla detuvo a Lydia Cacho acusándola de los delitos de difamación y calumnia. En su traslado de Cancún a Puebla, la periodista fue víctima de tortura por parte de los policías que la detuvieron.

El 14 de febrero de 2006 se dio a conocer la grabación de una llamada telefónica entre Mario Marín y Kamel Nacif Borge donde agradecían la detención de Lydia Cacho. Organizaciones sociales internacionales exigieron la aclaración del caso e incluso la renuncia del gobernador.

Desde mediados del 2004, detuvieron a Succar Kuri en Arizona, a petición de la PGR y la Interpol. Y en 2011 le dieron sentencia a 112 años de prisión por una red de turismo sexual infantil.

Fue hasta el 2 de agosto de 2018, cuando el Comité de Derechos Humanos (CDH) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) resolvió que existieron una serie de violaciones a los derechos humanos la periodista. Durante 2019, el Primer Tribunal Unitario con residencia en Quintana Roo giró una orden de aprehensión contra Kamel Nacif.

Desde el caso en 2005, Lydia Cacho ha dejado el país en dos ocasiones debido a las amenazas de muerte y persecusiones. Todo tras la publicación de aquellos reportajes y su activismo contra las redes de trata y prostitución en México.

 

También te puede interesar:

http://44.193.109.114/2020/07/10/admite-lopez-gatell-rebrotes-por-desconfianamiento/

 

 

Relacionado

Información al momento

141,800FansMe gusta
8,110SeguidoresSeguir
4,160SuscriptoresSuscribirte

Últimas notas