viernes, diciembre 3, 2021

¿Qué hacer si reducen mi salario por la contingencia de COVID-19?

Ante la pandemia de COVID-19, empresas de distintos sectores han recurrido a la reducción de salario para enfrentar la crisis económica y sanitaria que se vive en México.

La medida no es oficial y tampoco obligatoria. El pasado mes de abril, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció un recorte de sueldo sólo para los funcionarios públicos que desempeñan altos cargos.

«No será despedido ningún trabajador, pero no habrá incremento de personal. Se reducirá el salario de los altos funcionarios públicos hasta en un 25%, de manera progresiva”, indicó en su momento el mandatario.

Incluso el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, dijo que no se pueden aplicar ajustes de sueldo o despidos por la pandemia. “No se les puede privar del salario este mes (abril)”, aclaró en conferencia de prensa el canciller.

Sin embargo, la realidad es distinta. Desde el comienzo de la cuarentena se han registrado despidos injustificados y reducciones de sueldo. Por lo que la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (PROFEDET) dejó la puerta abierta para que empresas puedan establecer acuerdos entre jefes y trabajadores.

Si en tu trabajo están ocurriendo recortes de salario, en entrevista con Datanoticias, la gerente contable fiscal Sandra Nogales Caro informa cuáles son los puntos que debes contemplar ante la reducción.

Recomendación: ¿Qué hacer si me despiden durante la contingencia por COVID-19?

1. No está en la ley

La reducción salarial no está establecida en la Ley Federal del Trabajo. Así que legalmente no se permite reducir los sueldos de manera obligatoria u oficial.

«Por la pandemia de coronavirus, la reducción salarial se da como un acuerdo para que las empresas puedan preservar los empleos y evitar llegar a la liquidación de los trabajadores. Pero no está en la ley«, señala Nogales Caro.

A pesar de que la ley refiere en el artículo 42 bis, que durante continencia se permite pagar salario mínimo o dar por concluidos los contratos laborales (art. 429, fracc. IV), especialistas han señalado que el COVID-19 no entra dentro de esta declaratoria. Así que los empleadores no podrán apelar a la Ley Federal para reducir sueldos.

2. Voluntario y acordado

Al no estar en la ley, la reducción salarial es voluntaria. Aunque se den recortes, el trabajador puede negarse a llegar a un acuerdo y deberá ser respetado. Si se niega, tampoco podrá ser despedido ni deberán tomarse acciones que le perjudiquen en el ámbito laboral.

En caso de llegar al acuerdo, el porcentaje de reducción también debe establecerse con el empleador. Actualmente, muchas empresas están recortando el 30% del salario, pero esto depende del cargo que se desempeñe, las horas trabajadas, y otros factores del sector donde labora.

«Normalmente una jornada debe durar 48 horas semanales, como hay momentos en los que se debe descansar, se está haciendo un ajuste de las horas para calcular el porcentaje«, dice la contable fiscal Sandra Nogales.

Recomendación: Cómo calcular mi finiquito por despido injustificado

3. Es temporal

El ajuste del salario no es definitivo. Está sujeto a las medidas de la cuarentena y la reapertura del mercado.

«Principalmente se debe respetar el salario con el que cotizan en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) porque eso va a definir en un futuro con cuánto se debe jubilar el trabajador. Así que la modificación del salario si puede perjudicar con el paso del tiempo«, señala Nogales Caro.

Por lo que el trabajador y el empleador deben establecer con claridad cuánto durará la reducción de salario. Esto puede contemplarse con base en los días o semanas de trabajo.

4. Todo por escrito

El ajuste salarial debe quedar por escrito para que el trabajador pueda comprobar que estuvo de acuerdo. Dicho acuerdo deberá contener las especificaciones que se mencionan anteriormente.

Además, tener un escrito evita que el recorte se realice sin que el trabajador esté al tanto. En caso de un recorte sin autorización, se puede recurrir a la PROFEDET, que actualmente trabaja en línea.

Si te han recortado el suelo sin tu autorización puedes comunicarte al 800 717 2942 o al 800 911 78 77. Y también en su página oficial, haciendo click aquí.

«Al final, el trabajador debe buscar su beneficio. Un descuento de hasta el 10% puede afectarle mucho. La recomendación es que debe decidir qué le conviene más: si pelear el salario completo o mantener el empleo con un recorte. Hay algunos que pueden apelar a recibir el porcentaje descontado en cuanto se estabilice la situación de la pandemia pero dependerá de la negociación entre patrón y empleado», concluye Nogales.

 

También te puede interesar:

http://44.193.109.114/2020/05/07/despido-injustificado-contingencia-precauciones/

 

Relacionado

Información al momento

141,800FansMe gusta
7,754SeguidoresSeguir
4,140SuscriptoresSuscribirte

Últimas notas