viernes, diciembre 3, 2021

Covidivorcios: Juntos en las buenas y en las malas… pero no encerrados

El amor no siempre lo puede todo. Bastó con una pandemia y algunos meses de encierro para que una gran cantidad de personas se dieran cuenta de que no soportan convivir con sus parejas y buscan la manera de separarse. Este curioso fenómeno ya recibió un término: los covidivorcios.

La sugerente palabra ya se usa en diferentes países, no es algo que nos sacamos de la manga. En inglés y francés el término se traduce a covidivorces, mientras que en alemán se describen como Corona-Scheidung y Scheidung in Corona-Zeiten (Divorcios en tiempos de Coronavirus). Evidentemente, categoriza los divorcios surgidos a raíz de la cuarentena de Covid-19.

Los reportes de covidivoricios comenzaron a mediados de febrero en Europa, pues recordemos que esa región fue de las primeras en aplicar cuarentenas tras la propagación masiva del coronavirus.

En España, por ejemplo, el periódico El País publicó un interesante texto donde recopila tres historias de parejas que cayeron en una crisis de convivencia al no estar acostumbradas a pasar todo el tiempo juntos.

Las razones en las que coinciden estos casos son algo similares: su pareja no era como pensaban, algunos hábitos se volvieron molestos o simplemente los cambios de humor generados por el estrés de permanecer en confinamiento llegaron a un límite. Los testimonios son muy bueno y puedes leerlos más tarde haciendo clic aquí.

pareja-enojada-covidivorcios
Covidivorcios: la otra epidemia que deja el coronavirus

Y ya que mencionamos el término Scheidung in Corona-Zeiten vale la pena echarle un vistazo a la situación en Alemania. En ese país, decenas de despachos de abogados publicaron una especie de guías para orientar a las personas que deciden separarse a causa de la cuarentena.

En una de ellas se explica el divorcio se volvió tan solicitado durante la pandemia que la opción de tramitarlo en línea se volvió muy popular y que, de hecho, es la forma más segura de llevarlo a cabo. Los involucrados deben contar con el apoyo de un abogado y a la distancia se pueden discutir los términos como la separación de bienes y pensiones.

Vaya, no habría necesidad de verse las caras hasta después de la cuarentena y solo para algunas formalidades. Mientras tanto cada parte de la pareja puede tomar su rumbo y pasar el confinamiento donde le plazca, que los procesos en línea tienen la misma validez que hacerlo de forma presencial. En cuestión de clics ya estás covidivorciado.

En Alemania se popularizaron los ‘covidivorcios’ en línea

El humano es un ser social, pero no tanto

La evolución de la humanidad (desde la época de los primates y hasta ahora) se rige bajo la premisa de la interacción social, pero cuando vives atrapado en un mismo espacio con las mismas personas por un tiempo prolongado no todo puede salir bien.

No se trata de decir que convivir con tus seres queridos sea malo totalmente. Es más el hecho de tener en cuenta que antes del encierro cada individuo tenía una vida, hábitos y horarios para llevar a cabo sus actividades, mismos que ahora pueden ser o no ser del agrado de sus compañeros.

Para entender esto, podemos voltear a ver el caso de Keisuke Arai, un empresario japonés que notó en los covidivorcios una forma de negocio que también ayuda a impedirlos. En una entrevista a CNN, Arai explica al toparse con el tema en redes sociales y vio que la gente se quejaba de los hábitos de sus parejas, pensó en la manera de capitalizar la problemática.

La idea era crear un tipo de servicio de vacaciones temporales de tu pareja durante la pandemia. Keisuke trabaja en la rama de turismo por lo que conoce al sector hotelero a la perfección. Así, comenzó a alquilar habitaciones para gente que ya estaba estresada de convivir con sus compañeros sentimentales.

En Japón puedes tomarte unas ‘vacaciones de tu pareja’ alquilando un cuarto de hotel durante la pandemia

De esta manera, las parejas no se separan del todo. Cada quien tiene su espacio, se dan algo de tiempo y evitan que su relación se vuelva algo tóxico. y se alejan de un posible covidivorcio. El proyecto claro que fue un éxito y no sabemos por qué este modelo no se ha replicado en otros países.

Bueno, México puede que sea un buen mercado para la gente que quiere tomarse unas vacaciones de su pareja, pero la realidad inmediata del país muestra que gran parte de la población no se podría dar esos lujos cuando apenas y puede solventar la alimentación diaria de su familia. Y ya que estamos de éste lado, hablemos de nosotros.

México: encierro, carencia y violencia

¿Cómo sabemos que en México la gente quiere divorciarse últimamente? Es fácil, la herramienta Google Trends, que muestra el índice de búsquedas hechas en el navegador, muestra que los términos ‘costo de divorcio’, ‘quiero divorciarme’, ‘como divorciarme’, ‘cuanto cuesta un divorcio’,’ y ‘tipos de divorcio’ han tenido un repunte en lo que va de la Jornada Nacional de Sana Distancia, entre finales de marzo y mediados de mayo. Aquí una gráfica.

covidivoricios
La zona amarilla representa la el tiempo de la Jornada Nacional de Sana Distancia, la parte roja muestra el punto donde la mayoría de las búsquedas coincidieron

Una anécdota curiosa es que al inicio de Datanoticias entrevistamos a un abogado familiar para conocer los costos, procesos y formas de un divorcio en México. Grabamos un video en el que nos explicó a detalle estos temas y lo subimos a nuestro canal de YouTube.

En las últimas semanas, ese video perdido en Internet acumula más de 54 horas en reproducciones, lo dejaremos por aquí para que puedas consultarlo. Te adelantamos que en 2019 un divorcio exprés se cotizaba en unos 8 mil pesos con un abogado particular, los precios pueden variar hoy en día.

Regresando al tema, el encierro en México ha generado una fuerte ola de violencia intrafamiliar en los hogares. Diferentes agrupaciones civiles han dado a conocer casos en todo el país al grado de que la Secretaría de Gobernación alertó a los estados de implementar acciones para frenar esto.

En ese sentido, varias entidades del país, incluidas la Ciudad de México y el Estado de México, iniciaron campañas de prevención y promoción de la denuncia, especialmente para mujeres violentadas.

Dejando de lado los desafortunados dichos del presidente Andrés Manuel López Obrador de este viernes 15 de mayo, en los que aseguró que el 90% de las llamadas para atender la violencia contra las mujeres son falsas, las organizaciones civiles, institutos de mujeres en los estados y universidades se han encargado de documentar el incremento en este delito durante las semanas de cuarentena.

Por ejemplo, en el Semanario de la Universidad Autónoma de México publicado el 11 de mayo se habla del tema y en una entrevista con la Doctora e Investigadora Martha Torres Falcón, se explica que además del estrés por los hábitos ya comentado, en nuestro país hay que sumar la incertidumbre que deja la pandemia:

«La ausencia de actividades cotidianas –acudir a trabajar, comer, hablar con otras personas y regresar al domicilio– es caldo de cultivo de reacciones incomprensibles no habituales debido a la falta de certeza de si la vida como se conoce volverá a suceder, ante la obligatoriedad de no salir por un tiempo más», señala la investigadora.

Para visualizar el problema, se retoman cifras del Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México, que muestran que la violencia en los hogares capitalinos creció en 120 por ciento durante la cuarentena. Además de 9 de cada 10 víctimas son mujeres.

¿Habrá covidivorcios en México?

Entonces, ¿si hay violencia, hay divorcios? No necesariamente. Cuando dijimos que en México las personas no pueden darse el lujo de unas vacaciones de su pareja nos referimos a que la economía de la mayoría de los hogares no lo permite.

Para muchas víctimas, dejar el hogar y separarse puede convertirse en una decisión muy difícil si no recibe la orientación adecuada. En nuestro país existen diferentes formas de apoyarlas en esto, aquí te dejamos una guía de cómo denunciar y dónde ayuda.

Sin embargo, y como lo dijo la investigadora de la UAM, la incertidumbre de lo que pasa y pasará con la pandemia es un factor a considerar. Pues no faltarán los casos en los que a falta de opciones, muchas víctimas no se separen de sus agresores. 

Incluso, a nivel mundial ya se habla de la generación de los coronials, es decir, la generación de bebés nacidos o procreados en durante la cuarentena y en México, la situación apunta a que muchos de estos nuevos individuos serán producto de violaciones. 

Otro aspecto a considerar es que la institución del matrimonio en México ya no es tan popular como hace algunos años. Lo de ‘moda’ son las uniones libres, especialmente entre jóvenes.

En ese sentido, todos los covidivorcios puede que no sean contabilizados de una manera, digamos, oficial. Pues habrá parejas que a pesar de vivir varios años juntos no tienen ningún vínculo legal y que eventualmente terminarán separadas.

No nos queda más que esperar (y sobrevivir) a lo que resta de la cuarentena. Lo que no deja el encierro es que aprender a convivir con nuestros familiares, parejas o compañeros nunca fue tan difícil.

Ivan Cruz
Comunicación UNAM | Información de lo que sucede en el Valle de México. Las historias que vienen y van, en un formato multimedia. ¿Tienes una historia que merece ser contada? Escríbeme a [email protected]

Relacionado

Información al momento

141,800FansMe gusta
7,754SeguidoresSeguir
4,140SuscriptoresSuscribirte

Últimas notas