martes, enero 18, 2022

«Trabajé durante 27 horas seguidas en Walmart»

Karen Pérez fue gerente de operaciones en una de las tiendas Walmart durante agosto de 2016 a octubre de 2018. Se enteró del trabajo por una plataforma llamada OCC, donde publican bolsas de trabajo, mandó su Currículum Vitae (CV) y días después le llegó un correo para que fuera a una entrevista en el corporativo de la alcaldía Azcapotzalco donde se encargan de las contrataciones.

Para iniciar el proceso le hicieron un examen psicométrico y una entrevista laboral. Quedaron de llamarla para el segundo filtro que era una prueba de inglés y una de matemáticas.

Dos días después le avisaron que el tercer y último filtro era una junta con el comité formado por los gerentes de varias sucursales, era otro tipo de entrevista laboral. Ese día por la tarde, le notificaron que había sido aceptada en la empresa.

Después de todo eso, todavía tomó una capacitación de dos días para conocer la historia y cultura de Walmart. Después un curso de tres meses en una escuela de couching donde los asistentes deben hacer un proyecto tipo tesis.

De acuerdo con información de El Universal, Walmart aseguró que el proceso puede tardar de 3 a 4 días, y añadió: “para reclutar a nuestros asociados lo hacemos a través de difusión en lonas, volanteo, publicidad móvil, nuestra app únete WM, bolsas de trabajo, ferias de empleo, entre otras.

Para contratación en tienda, el candidato acude a la misma, se lleva a cabo la entrevista de perfil, se revisa con el Comité de Selección, quien avala el ingreso de la persona y realiza el proceso de contratación.” Adicional, hay un proceso de reclutamiento electrónico, en donde el candidato se postula a través de una app y al cumplir con el perfil se contacta para llevar a cabo la entrevista en la tienda, si aplica, inicia el proceso de contratación

Después del proceso, Karen pasó el examen y se quedó en Walmart Tepeyac que es considerada, para ellos, la tienda número uno. “Decir número uno es también porque es la más pesada de todo el mundo”, añade.

Walmart respondió que sus salarios y prestaciones son superiores a la ley, buscando contribuir a mejorar la vida de los asociados. En el caso de Karen, tenía un contrato indefinido, pero con el paso del tiempo se dio cuenta de que el horario no era justo.

“Fue una de las razones por las que salí de ahí. La cantidad de horas que se trabajan son extremas. Yo llegué a laborar hasta 27 horas seguidas en una tienda. Son muy explotadores”.

En la gerencia no pagaban horas extras, únicamente a los “asociados” (cajeros). La empresa solo les da un café y el pan que sobra de la tienda; el transporte y comidas eran pagados por su propia cuenta.

De acuerdo con la empresa, el pago de la nómina se realiza invariablemente de forma quincenal, no es en función a bonos. El único cargo que tiene, adicional a su salario base, un esquema variable ligado a la producción es el de los panaderos. En Walmart de México y Centroamérica otorgamos un bono anual sujeto a los resultados de la compañía, ya que éste se considera un reconocimiento, entre otros beneficios adicionales.

Karen trabajaba 10 horas fijas al día, según su contrato, pero le decían que “gerencia sólo tiene hora de entrada pero jamás de salida”. Aunque cumpliera su horario le preguntaban por qué se iba tan temprano “cuando menos tienes que estar doce horas diarias en la tienda”, decían sus supervisores.  No tenía que marcar ingreso y salida pero sus jefes estaban pendientes.

Su salario era de 18 mil 600 pesos. Les daban caja de ahorro, seguro y préstamos. La gente de Walmart lleva muchos años y tiene “muy bien puesta la camiseta. Te enamoras de la empresa porque hay un ambiente laboral muy bonito. Es por eso que los demás te contagian”.

Los descansos solo son un día a  la semana y los van rolando. Nunca hay un día seguro. Karen cuenta que en algunas tiendas había una supervisión y les cambiaban su día de asueto pero “se les olvidan y pueden pasar quince días sin descansar”.

Asegura que sí regresaría a trabajar a la empresa porque a pesar de todo es “un ambiente laboral bonito”.

Empleados ganan 10 mil pesos menos que el director

Las desigualdades en esta empresa son abismales, el salario del director general equivale a pagarles a 10 mil 277 empleados de Walmart. En la página Indeed, portal para postular a una vacante laboral, se especifica que los empleados ganan mil 800 pesos quincenales, únicamente 17 pesos más del salario mínimo de 102.68 pesos, monto que además contrasta  con los ingresos totales que generan anualmente por sus ventas.

Su director general, Doug McMillon, ha sido uno de los beneficiados por el aumento de los ingresos de la compañía. Tan sólo en 2017 cobró un sueldo de alrededor de 23 millones de dólares, equivalente a unos 444 millones de pesos, es decir, 37 millones de pesos al mes.

De acuerdo con su Informe Anual 2018, Walmart de México es el mayor empleador privado del país, cuenta con casi 200 mil empleados y más de 2 mil establecimientos en México, que incluyen Superama, Sam´s Club y Bodega Aurrera.

El mismo documento asegura que esta cadena minorista es la tercera compañía más importante en volumen de ventas en México, sólo por detrás de Pemex y América Móvil. Durante 2018, Walmart ingresó 503 mil 692 millones de pesos, cifra superior en 8% al del año pasado.

Walmart de México es más rentable que Walmart Inc., es decir, si bien la primera aporta a la segunda, la utilidad neta de la división nacional tiene un 6% sobre los ingresos, mientras que la utilidad de la corporación mundial es de 3%.

La bolsa de Nueva York, en Wall Street, calculó que en promedio un trabajador de esta empresa gana 31 mil pesos al mes, sin embargo hay que hacer la precisión que esta estimación está basada en los salarios de todo el personal del Walmart, ejecutivos, no ejecutivos, de Europa, Estados Unidos, México, Centroamérica, es decir, se juntan diferentes condiciones económicas.

En México, el 1.5% de los empleados de esta tienda son ejecutivos, mientras que la mayoría del personal, el 98.5%, es decir, lo que equivale a más de 195 mil trabajadores son cajeros, vendedores, ayudantes generales, gerentes, supervisores, entre otros. De esos trabajadores, 22 mil 608 son contratados por jornada parcial y 4 mil 171 son eventuales.

Suponiendo que los 198 mil 769 empleados que posee la tienda en México ganaran dicha cifra, el corporativo gasta aproximadamente en nómina 73 mil 942 millones de pesos al año, lo cual representaría únicamente el 14% de todas las ganancias que obtiene por sus ventas en esos 12 meses a nivel nacional.

A pesar de la baja paga y prestaciones limitadas, Walmart le hace creer a aspirantes y empleados que forman parte de un equipo unido, como si fueran socios. Si se pasan las pruebas como aspirante, muestran un video en donde dicen que “tú eres parte del negocio, que no eres un empleado sino un ´asociado´ y por lo tanto si crecen ellos ‘creces tú’”. Luego se deben aprobar cursos de trato al cliente, manejo de producto, merma, entre otros.

Después de ello se hace la contratación y es imprescindible saber que los horarios tanto de trabajo como de descanso nunca son fijos ni elegibles. La jornada laboral es de 48 horas semanales y un día de asueto.

El número de tiendas sigue aumentando – 134 nuevas sucursales en 2018 – y con ello el de empleados y aunque se generan miles de vacantes, el tipo de trabajo corresponde apenas al salario mínimo.

De acuerdo con la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), el sueldo no sube, a pesar de que los salarios no representan un porcentaje alto de los costos operativos de la comercializadora, en la nómina los cajeros son el gasto más importante de la empresa, pero es bajo si se contrasta con el total de los costos.

Trabajos vs la familia

Además de Karen, está el caso de Nohemí Rodríguez, de 28 años, quien trabajó durante cinco meses como cajera en una tienda Walmart hasta que la despidieron cuando faltó porque se enfermó su hija y tuvo que llevarla al doctor.

“Si te interesa más tu hija, entonces mejor quédate con ella”, fueron las palabras de su jefa cuando Nohemí se reincorporó algunos días después. “Para mí ella es todo, entonces siempre le voy a dar la prioridad”, comenta en entrevista.

No especifica si le dieron alguna otra razón ni liquidación por su salida. Recuerda que se enteró del trabajo por un anuncio que vio pegado en un poste.

Decidió aplicar y entregó sus documentos en el área de Recursos Humanos. Pero a diferencia de Karen, Nohemí no está interesada en ingresar de nuevo a la empresa porque para ella es más importante darle prioridad a su familia.

 

Relacionado

Información al momento

141,800FansMe gusta
9,255SeguidoresSeguir
4,500SuscriptoresSuscribirte

Últimas notas