lunes, enero 24, 2022

Bebé muere quemada por aceite de carnitas, en León

Una niña de apenas dos años de edad perdió la vida el sábado 12 de octubre tras caerle encima un cazo con aceite hirviendo, esto en el municipio de León, en Guanajuato.

El periódico local AM de León informa que ese fin de semana la familia de la bebé celebraba una boda, esto entre las calles Nitrógeno esquina y Radio de la colonia Valle de Señora, a unos 25 minutos del centro del municipio.

Fue aproximadamente a las seis de la tarde cuando sucedió el accidente. La niña estaba jugando con sus primos cuando se impactó en el cazo de carnitas, causando que el aceite le cayera en todo el cuerpo.

La menor fue llevada de urgencia al hospital, donde a pesar de la intervención de los médicos no pudo sobrevivir y falleció a las pocas horas. Su familia enterró el cadáver el día lunes.

 

 

Quemaduras, tercera causa de muertes en niños mexicanos

El Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes señala que las quemaduras son la tercera causa de muerte en menores de edad en nuestro país, solo siendo superada por los accidentes viales y ahogamientos.

Asimismo, señala que el 90% de este tipo de accidentes se producen por falta de una cultura de prevención en los hogares y que los casos aumentan entre 15 y 20% durante los periodos vacacionales en los que los niños permanecen más tiempo en casa.

El tratamiento de quemaduras es uno de los más costosos, pues muchas veces se requiere de injertos de piel y las cicatrices son, mayormente, permanentes, así como los dolores en las zonas afectadas.

Algunas medidas de seguridad en los hogares para prevenir este tipo de accidentes son:

  • Al bañar a los menores, checar que la temperatura del agua sea la adecuada, recordando que la piel de los bebés es mucho más delicada.
  • Evitar que los menores entren a la cocina, o lugares donde hay estufas, anafres, braceros, fogones, chimeneas o radiadores.
  • Tener cuidado que los mangos de las sartenes y otros utensilios de cocina no sobresalgan de la estufa.
  • Colocar los alimentos calientes en el centro de la mesa, evitando las orillas.
  • Un cuidado especial requiere el calentar el biberón o la comida de los menores en el horno de microondas.
  • La plancha debe utilizarse con toda precaución, alejarla de los menores, evitar dejarla sola si está encendida o continúa caliente.
  • Mantener cerillos y encendedores fuera del alcance de los niños.
  • No conectar varios aparatos en un solo enchufe múltiple y mantener en buen estado la instalación eléctrica.
  • No fumar en la cama, no tirar las colillas en cualquier sitio y asegurarse de que queden bien apagadas.
  • En caso de incendio llamar cuanto antes a los bomberos.

Qué hacer en caso de quemaduras

La Organización Mundial de la Salud recomienda que en cualquier accidente que produzca quemaduras graves en el cuerpo de una persona lo primero es llamar los servicios de emergencia.

Sin embargo, también indican que los primeros auxilios que la familia, compañeros o testigos pueden hacer son:

  • Detener el proceso de quemadura quitando la ropa e hidratando las partes afectadas.
  • Extinguir las llamas haciendo rodar a la persona en el piso o cubriéndola con una manta, o bien utilizando agua u otros líquidos que ayuden a apagar el fuego.
  • Usar agua corriente fresca para reducir la temperatura de la quemadura.
  • En caso de quemaduras químicas, remover o diluir el agente químico irrigando con grandes cantidades de agua.
  • Envolver al paciente en un paño o una sábana limpia y transportarlo al establecimiento adecuado más cercano para que reciba atención médica.

Mientras que todo lo que se debe evitar para atender un caso así es lo siguiente:

  • No prestar primeros auxilios antes de garantizar su propia seguridad (interrumpa la corriente eléctrica, use guantes de protección contra productos químicos, etc.).
  • No aplique pomadas, aceite, ni haldi (cúrcuma) a la quemadura, ni use algodón en bruto sobre esta.
  • No aplique hielo, dado que este solo profundizará la lesión.
  • Evite el enfriamiento prolongado con agua, dado que ello provocará una hipotermia.
  • No rompa las ampollas hasta que estas puedan ser tratadas con pomadas antibióticas por un prestador de servicios médicos.
  • Evite el contacto directo de la herida con cualquier tipo de tejido, dado que ello podría provocar una infección.
  • No aplique ningún tipo de medicación tópica hasta que el paciente haya recibido la atención médica adecuada.

Relacionado

Información al momento

141,800FansMe gusta
9,514SeguidoresSeguir
4,550SuscriptoresSuscribirte

Últimas notas