lunes, enero 24, 2022

Cada bebida tiene una temperatura distinta para enfriarse

Alguna vez te has preguntado ¿cuánto tiempo lleva enfriar una bebida y si el tiempo que la dejas para que suceda es el correcto?, seguramente la respuesta es un no.

Comúnmente enfriar una cerveza, jugo, vino, por mencionar algunas bebidas, sólo consiste en meterlas un refrigerador, una hielera o en algún lugar que cumpla con esta función. Pero por esa simple acción muchas veces cambia el sabor o la consistencia que se debería tener.

Para esa “problemática, dos físicos de Varsovia, Álvaro Díez y Tibor Pal idearon una calculadora de bebidas refrigeradas, a la cual se le proporciona información básica como: qué es, recipiente en el que se encuentra, cantidad que posee, dónde estaba antes de someterla al frío y a qué temperatura desea beberla; Con estos datos, la invención arrojará cuánto tiempo es el adecuado para enfriar una bebida.

Ahora, lo primero que debes considerar es que el tiempo considerado para enfriar algo es mucho mayor. Para medio litro de agua en una botella de plástico, son 77 minutos los que se necesita para estar fría “correctamente”.

Lo segundo es que cada tipo de líquido funciona con un equilibrio delicado. Por ejemplo: si un vino blanco y rosado no se encuentran lo suficientemente frío, el alcohol comenzará a ser dominante en el sabor, lo que es adecuado para un vino tinto, pero no para uno blanco.

Pero, ¿qué tipo de personas se obsesiona con un tema como éste? Díez es un joven de 27 años que se encuentra realizando una maestría en modelado matemático por computadora de los fenómenos físicos. Mientras que, Pal está transfigurado por la hidratación a tal grado que ha calculado que, para un enfriamiento máximo, debe consumir su agua a 16°C, lo que significa que está tibia.

“Si realmente se desea disfrutar el sabor de una bebida, se deben consumir de preferencia tibia o ligeramente por debajo de la temperatura ambiente. Es sólo química. De lo contrario, no se obtendrán los sabores en la boca” comentó Díez en una publicación realizada por The Guardian.

Además, dice que cuanto más enfático sea el sabor de una cosa, más caliente debe beberse; así, por ejemplo, el vino tinto y el brandy son mejores a 15 o 18°C. El champán debería ser más frío que otros vinos blancos, pero no tanto, quedando en un rango de 8 a 10°C, podría ser bueno.

Básicamente la única bebida que tendría que estar tan fría como la mayoría piensa es una lager. Pero esto sucede porque la mayoría de las personas no la consumen por su increíble sabor, sólo buscan algo refrescante que no sea agua, explicó.

El investigador Díez agregó que esta idea de beber una cerveza con la finalidad de quitar la sed es un desperdicio de garganta porque así no se disfruta el sabor. Realmente, comenta, “lo óptimo sería beber agua hasta saciar la sed y posteriormente consumir alcohol”.

Uno de sus principales hallazgos con la invención fue la gran diferencia que hizo el recipiente, es decir, las bebidas de vidrio tardan más del doble en enfriarse que las que están en latas. Sin embargo, el congelador no está realmente diseñado para enfriar las cosas, solamente las mantiene frescas. Si se colocan dos botellas de vino dentro de este electrodoméstico, lo que sucederá es que la temperatura del líquido aumentará más rápido que el de la botella, por ello, posiblemente lo mejor es que si tiene algo que quiera beber frío, lo guarde en un lugar fresco, finalizó el físico.

Relacionado

Información al momento

141,800FansMe gusta
9,530SeguidoresSeguir
4,550SuscriptoresSuscribirte

Últimas notas