martes, enero 18, 2022

Por qué la medalla de las Olimpiadas se parece al Ángel de la Independencia

Las medallas de Tokio 2020 fueron presentadas oficialmente y destaca el parecido entre el relieve de la presea con el Ángel de la Independencia de la CDMX.

El Comité Organizador de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 dio a conocer a todo el mundo el diseño de las medallas que se entregarán a los mejores competidores el próximo año. 

Lo que las hará diferentes a todas las anteriores es que están hechas de materiales reciclados.

Lo anterior no significa que las preseas no sean de oro, plata y cobre como marca la tradición olímpica. 

 

 

Los metales usados en su fabricación fueron extraídos de miles de aparatos electrónicos usados y descompuestos que fueron donados.

La mayor parte de estos dispositivos fueron teléfonos celulares. La gente se unió a la causa ambientalista y depositó sus celulares viejos en contenedores distribuidos a lo largo de Japón. 

En total se recolectaron 78 mil 985 toneladas de electrónicos. De ellos se extrajeron 30.3 kg de oro, 4.100 kg de plata y 2.700 kg de bronce, lo suficiente para fabricar 5 mil medallas.

Tras haberse presentado 400 propuestas de diseño, finalmente el Comité Olímpico eligió el modelo creado por el japonés Junichi Kawanishi.

«Es un gran honor que mi diseño haya sido seleccionado para la medalla olímpica de Tokio 2020. Con sus anillos brillantes, espero que las medallas se vean como un homenaje a los esfuerzos de los atletas, reflejando su gloria y simbolizando la amistad «. dijo Kawanishi durante la conferencia de prensa.

¿El Ángel de la Independencia aparece en la medalla?

En una de las caras de la nueva medalla aparece el logotipo oficial de las Olimpiadas Tokio 2020, mientras que en el lado contrario se observa una figura femenina similar al Ángel de la Independencia de la Ciudad de México.

De cierta manera, el personaje dentro de la medalla y el emblemático monumento de Paseo de la Reforma sí es el mismo. Se trata de la diosa Niké, que en la cultura griega representa la victoria. 

Niké o la “Victoria Alada”, fue la inspiración para el escultor italiano Enrique Alicati y el arquitecto mexicano Antonio Rivas Mercado, responsables de la obra. 

 

Quién ordenó su construcción fue el Presidente Porfirio Díaz, quien en 1902 colocó la primera piedra de la obra que conmemoraba el primer aniversario de la Independencia de México, en 1910.

Existe en Alemania una escultura similar al Ángel de la Independencia que se posa sobre la Columna de la Victoria, ubicada en la ciudad de Berlín. Incluso, esta obra es más antigua que la de Paseo de la Reforma ya que data de 1873.

 

De esta forma, la figura de Niké hace una extraña conexión entre Grecia, México, Alemania y Japón, justamente como es el espíritu de los Juegos Olímpicos: deporte y amistad entre las naciones del mundo.

Relacionado

Información al momento

141,800FansMe gusta
9,255SeguidoresSeguir
4,500SuscriptoresSuscribirte

Últimas notas