viernes, octubre 22, 2021

El Imperio de Maximiliano: cosas buenas que dejó

El Imperio de Maximiliano de Habsburgo es el episodio que mayores contrastes genera entre los historiadores.

El hecho de que Maximiliano y Carlota llegaron al gobierno de México en contra de las leyes vigentes los marcó históricamente como usurpadores.

Pero entre las acciones del denominado Segundo Imperio Mexicano, algunas fueron provechosas para el desarrollo del país.

La historia del combate por la soberanía del país entre el Imperio de Maximiliano y la República de Benito Juárez tiene momentos controvertidos por ambos lados.

Pero sin duda el que comenzó todo ocurrió un día como hoy, 28 de mayo de 1864 cuando Maximiliano y Carlota desembarcan en el puerto de Veracruz.

 

El Imperio de Maximiliano se proclamó en 1863

 

La invitación de los conservadores

Maximiliano fue descendiente de la nobleza de Austria, pero al no ser el primogénito de los reyes, nunca podría ser heredero al trono.

La corona estaba reservada para su hermano mayor Francisco José, quien inevitablemente asumió la corona de su casa.

Fue entonces que un grupo de embajadores mexicanos opositores al gobierno de Juárez viajó a Europa para buscar a un emperador.

Napoleón III, emperador de Francia, propuso a Maximiliano como principal candidato

Esto tan sólo un año después de la batalla de Puebla, que ocurrió durante la segunda intervención francesa y 50 de la consumación de la independencia.

Como Maximiliano era joven y de alto renombre le ofrecieron a él la corona de México.

Para aceptarla tenía que renunciar a todos los derechos reales que tenía en el trono de Austria.

Sin embargo, al no tener oportunidad de gobernar su nación decidió partir a México junto con su esposa Carlota.

 

Imperio de Maximiliano
Maximiliano y su esposa Carlota

 

Antes de abandonar su patria firmó los acuerdos de Miramar, en donde Napoleón III se comprometió a respaldar el Imperio de Maximiliano.

Así pues la pareja llegó al puerto de Veracruz el 28 de mayo de 1864, en México ya los esperaba una comitiva y algunos curiosos.

Pero los emperadores no estaba al tanto de que la invitación no estaba consensuada por todos los grupos políticos.

Los conservadores engañaron a Maximiliano y le dijeron que todo México esperaba su llegada y querían que los gobernara.

Así que el Imperio de Maximiliano surgió fuera de la ley, lo que ocasionó nuevos conflictos entre liberales y conservadores.

Acciones del Imperio de Maximiliano

Cuando se concretó el nuevo trono de México, Maximiliano y Carlota se instalaron en el Castillo de Chapultepec.

Como el empleados despacha en el Palacio Nacional, ubicado en el zócalo capitalino, mandó a conectar su hogar y su trabajo con una avenida afrancesada.

Originalmente a esta gran vía se le llamó El Paseo de la Emperatriz, debido a que Carlota disfrutaba de caminar o viajar en carreta por esta calle, que actualmente se conoce como Paseo de la Reforma.

En su gobierno también se organizaron las tropas federales (o imperiales en su caso).

 

Imperio de Maximiliano
El Imperio de Maximiliano no estaba consensuado con todos los mexicanos

 

También se inició la red ferroviaria del país y se impulsaron las telecomunicaciones con la expansión de las líneas de telégrafo.

Fundó diversas escuelas de nivel básico y superior y se le atribuye la reorganización de la Academia de San Carlos como un recinto dedicado a la conservación de la cultura.

Durante el Imperio de Maximiliano se iniciaron los primeros trabajos de investigación antropológica en el país para rescatar el pasado prehispánico.

En particular, Maximiliano sentía que se debía rescatar el legado de la lucha por la independencia y comenzó a investigar sobre el acontecimiento.

Fue él quien mandó a hacer la pintura de Miguel Hidalgo con la imagen que hoy conocemos y dio el  primer “Grito de Independencia” en septiembre de 1864 vestido de charro.

Carlota y su preocupación por los mexicanos

Por su parte, historiadores afirman que Carlota sentía un gran cariño por los pueblos indígenas y creó la beneficencia pública para ayudarlos.

Carlota era una mujer lista y preparada. Cuando Maximiliano se ausentaba en la capital ella asumía el control de los asuntos de la nación.

La emperatriz destacó por su interés en la cultura y el arte indígena. También ordenó la construcción de hospitales y orfanatos.

Organizaba bailes y fiestas para recaudar fondos que iban directamente a las instituciones de ayuda a los más necesitados.

Durante el primer «Grito e Independencia» Carlota vistió un traje típico.

 

Imperio de Maximiliano
La emperatriz Carlota creó la beneficencia pública en México

 

El fin del Segundo Imperio

El Imperio de Maximiliano y Carlota no duró más de tres años.A pesar de las ideas liberales que tenían no pudieron llegar a un acuerdo con Benito Juárez y sus seguidores.

Esto claramente porque a pesar de sus buenas intenciones no dejaban de ser invasores y tener un gobierno fuera de las leyes vigentes de la época.

Pero la guerra entre Juárez y Maximiliano y el ascenso de Porfirio Díaz es otro tema que trataremos después.

Por ahora queda decir que Maximiliano fue capturado y fusilado en 1867 y Carlota regresó a Europa, donde murió en 1927 con 86 años de edad.

¿Te gustaría conocer la historia del aclamado general mexicano que logró hacer que Maximiliano se rindiera ante él? Checa estas otras notas históricas

Mariano Escobedo, el mexicano que hizo rendir a Maximiliano

José Vasconcelos, creador del lema y escudo de la UNAM

Cómo el Edomex perdió la mitad de su territorio

¿Quién es Tláloc, el Dios al que agradecemos que llueva?

Síguenos en redes sociales

Facebook: Datanoticias

Twitter: @datanoticias

Mira este vídeo

Relacionado

Información al momento

141,800FansMe gusta
7,228SeguidoresSeguir
3,810SuscriptoresSuscribirte

Últimas notas