martes, enero 18, 2022

Compra auto robado y lo meten a la cárcel ¡Que no te pase a ti!

Raúl pasó meses ahorrando para comprarse un auto. Como no le alcanzaba para uno de agencia, decidió hacer el negocio con un particular que le vendió un Ford. No tenía más de dos meses con su carro, cuando en un operativo de revisión de unidades, los policías lo detuvieron y le informaron que su auto estaba reportado como robado desde hace un año.

El joven fue detenido, pese a que sus abogados demostraron que la compra había sido “de buena fé” y que él no había participado en el asalto. El juez le dio una sentencia de cuatro años en prisión.

Está historia llegó a nosotros en 2011, cuando Excélsior reportó el caso. Pero no ha servido de mucho, pues las averiguaciones por robo de autos han incrementado en los últimos años. Se contabilizaron más de 26 mil casos similares en El Estado de México, entre 2017 y 2018, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Instituciones y Seguros.

El robo de autos un crimen que no funcionaría sin compradores de autopartes y de carros. Pero lamentablemente la mayoría de las personas se dejan llevar por los precios bajos y no verifican que el auto que quieren adquirir, no sea el resultado de un robo con violencia.

Hasta hace unos años, existía un mecanismo legal que protegía a “los compradores de buena fe”, que liberaba de la culpa a los propietarios de los vehículos si el delito había ocurrido antes de la adquisición del bien.

Sin embargo, esto ya no es válido, por lo cual es más fácil que te detengan y te metan a la cárcel si no sabes cuáles son los antecedentes de tu auto. Y todo por no invertir dos minutos de tu vida para consultarlo en internet. Leíste bien. Es cuestión de dos minutos y una consulta web.

En México, la Repuve es la institución encargada de decirte cuál es el estado legal de tu vehículo. Sólo tienes que visitar la página: https://www.repuve-consulta.com.mx/consulta-ciudadana

Lo primero que verás, será una pantalla para que anotes la placa del carro que quieras comprar o el Número de Identificación Vehicular (NIV), que es una secuencia única de identificación alfanúmerica. En el caso de los automóviles suele ubicarse en la puerta del conductor, o bien, entre el parabrisas y el volante. En el caso de motos, no hay un lugar exacto, aunque suele encontrarse entre el manillar y el guardabarro delantero.

Existen tres escenarios posibles cuando verificas la situación de un vehículo, que funcionan igual que un semáforo e incluso están marcados con los mismos colores:

-Sin reporte de robo: Si obtienes este resultado se trata de una compra segura. El botón se pintará en color verde, al igual que un semáforo esta es la señal de ¡Adelante!, puedes seguir con tu compra.

– Con reporte recuperado por placa: Significa que, si bien actualmente no está reportado como robado, el vehículo figuró en algún momento previo como tal. Semáforo amarillo, si te quieres pasar el alto, puedes hacerlo bajo tu propio riesgo. Pero piénsalo dos veces: podrías tener problemas en un futuro con él.

-Con robo de vehículo: ¡Rojo! ¡Ni aunque te lo regalen! , significa que el auto está reportado como robado. Y como ya vimos, eso te puede costar, al menos, 4 años de cárcel y una multa de más de 12 mil pesos. Además de que, por supuesto, perderás el carro.

Y por si tenías la duda, si tú o alguno de tus familiares quiere comprar una motocicleta, el procedimiento funciona igual y puedes realizarlo en la misma página.

¿Has escuchado la frase de “No hagas nada bueno que parezca malo”? Si te tardaste 1 año ahorrando para comprar el auto, vale la pena que inviertas unos minutos para verificar que no es robado y, de paso, evitar pisar la cárcel por un delito que tú no cometiste.

 

Relacionado

Información al momento

141,800FansMe gusta
9,257SeguidoresSeguir
4,500SuscriptoresSuscribirte

Últimas notas